SIA Group lanza un fondo de recursos naturales


La gestora de estilo valor ha registrado un nuevo fondo, el Natural Resources, en el que fusiona el Global Mining Value Fund y el Global Energy Value. “Decidimos reunir ambos productos en uno solo para poder tener la libertad de apostar más por las compañías de un sector u otro, en función de las oportunidades que detectásemos en cada momento”, explica Walter Scherk, managing partner de Strategic Investment Advisors Group (SIA). De hecho, los gestores ya se habían visto en una tesitura similar en el pasado, lo que les llevó a incluir compañías del sector minero en el fondo de energía y viceversa, aunque siempre fueron pesos modestos.

El patrimonio del nuevo fondo tras la fusión supera los 120 millones de euros. En cuanto a la gestión del producto, continúa en manos de los dos especialistas sectoriales de la gestora: Joan Borràs, director de la oficina de SIA en Barcelona, para los valores de minería y Marcos Hernández, director de la oficina en Ginebra, para los valores energéticos. No existe un responsable, en términos formales, de la visión global del producto (de la ponderación entre ambos sectores, por ejemplo), ya que el proceso de inversión se basa en la selección de valores. No obstante, se analiza que no haya un exceso de concentración en ninguno de los subsectores.

El ámbito de inversión es global y la mayor parte de las oportunidades se concentran en Estados Unidos y Canadá. El peso del mercado español, al igual que en el resto de los fondos de la gestora, es completamente residual (inferior al 1%).

No cubren divisa porque consideran que ese tipo de valores, vinculados al dólar, tienen una cobertura natural. “Además, las coberturas eran caras y la diversidad de áreas geográficas hace que las inversiones en euros compensen el riesgo de las inversiones en dólares”, explica Joan Borràs.

El nuevo fondo, que cuenta con formato UCITS y ya ha sido registrado en CNMV, contará con la misma comisión de gestión que el Global Energy–un 1,5%-, la más baja de los dos fondos fusionados, y mantendrá también la marca de agua del Energy, que es la más alta de ambos productos. Además, ofrecerá liquidez diaria (el Global Mining la daba semanal) y elimina la barrera de inversión mínima. Sin embargo, esto no implica que la vocación del nuevo producto sea dirigirse al mercado minorista. “Al contrario, la idea de ampliar el patrimonio fusionando dos fondos encaja más con las necesidades de un inversor institucional, que suele ser el perfil de inversor que tenemos en todos los fondos de la casa”, explica Scherk.

Por el momento, ninguno de los partícipes ha ejercido el derecho de separación ante la perspectiva de fusión. “La reacción ha sido muy positiva. Nuestros clientes suelen preferir los fondos registrados y el Mining era Parte II”, comenta.

Respecto a la política de inversión, el nuevo fondo, como el resto de la gama de SIA Funds, mantendrá su enfoque en valores pequeños y medianos. “Las grandes compañías son muy seguidas por el mercado y están más en precio”, apunta Scherck. “Nos gustan los valores que no siga todo el mundo, difíciles de encontrar. En este sentido, tenemos redes de expertos –entre ellos ex clientes- que nos asesoran”, dice.

Visión de mercado

Actualmente, el peso de energéticas y mineras en el Natural Resources está bastante equilibrado, con un ligero sesgo hacia las mineras. Una de sus principales apuestas es por las compañías extractoras de cobre, una materia prima en la que consideran que hay problemas de oferta. En cambio, el gestor considera que los metales preciosos están demasiado caros y desconfía del oro, cuya demanda es inestable a raíz del fuerte componente especulativo.

En cuanto a la energía, son optimistas con las perspectivas del petróleo, para el que prevén un precio objetivo de 90 dólares por barril. “La nueva oferta necesita ese precio para existir. Se pierde el 4%-5% de petróleo cada año, lo que implica un agotamiento de los recursos. Además, creemos que la demanda va a aumentar”, explica Marcos Hernández, especialista en el sector energético. De hecho, la gestora cuenta con un modelo interno que, analizando exclusivamente las perspectivas de oferta y demanda agregadas para el crudo, anticiparía un precio objetivo de 150 dólares. “Un dato que hay que ver en su contexto y saber matizar. Si no, sólo invertiríamos en petróleo”, bromea Hernández.

Por el momento, el gestor no encuentra valor en las energías renovables. “Tendrían que estar más baratas. A lo mejor hace tres años hubieran merecido la pena porque el riesgo regulatorio era más bajo, pero ahora se pueden ver perjudicadas por el déficit público y los efectos de la retirada de ayudas van a ser retroactivos”, explica gestor.

En cuanto al Classic, el fondo insignia de la gestora, la mitad de los valores en cartera se encuentran en el sector minero y energético, aunque actualmente también apuesta por las reaseguradoras y los seguros de no vida (15% de la cartera). Prefieren huir, por el momento, del sector bancario, pero no tienen problema en posicionarse en constructoras británicas (6%). “Las viviendas han caído entre un 20% y un 25% y no hay oferta ni inventarios. Además, el mercado se reparte entre 10 o 12 compañías que se reparten el 60% del suelo y a las que no creemos que vaya a salir competencia”, dice Hernández.

 

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído