“Si los tipos se van del 3% al 5%, una vez que estén en el 5%, todos estaremos muy contentos”


Francesco Tarabini es el responsable de ventas de renta fija de Vontobel y da la imagen de un hombre que se crece ante las adversidades. El difícil entorno que parece presentarse este año para el mercado de bonos no le asusta. Todo lo contrario. En su opinión, “la renta fija va a ser un espacio muy interesante en el que invertir en los próximos 5 ó 10 años”. De hecho, Tarabini confirma que la gestora tiene “un objetivo muy ambicioso” para su división de renta fija en los próximos años: duplicar su patrimonio –actualmente tienen 10.000 millones de euros en activos bajo gestión- en los próximos 6 años.

El otro objetivo es posicionarse entre los primeros de la categoría: “Hoy en día, tienes que ser uno de los top 5 en general en cualquier espacio que selecciones”. Enmarca este proceso dentro de la concentración del mercado actual, en el que creen que sólo los mejores sobrevivirán. “Tenemos la convicción de que vamos a ser uno de los mejores en renta fija, porque ya somos de los mejores en renta variable”. Sobre todo teniendo en cuenta que manejan un escenario negativo para la propia industria de fondos, ya que Tarabini afirma que “muchos de los gestores que actualmente están operando en los mercados serán despedidos”.

Pero volvamos al presente. El fondo de Vontobel que más se ha vendido este año ha sido el Vontobel Euro Corporate Bond Mid Yield. “Es exactamente lo contrario de lo que ha hecho el mercado, porque ha sido la peor clase de inversión, se han visto reembolsos de más de 5.000 millones de euros en Europa, pero en realidad hemos hecho una de las mejores estrategias en deuda corporativa”, explica Tarabini, subrayando que el fondo está en el top 2 dentro de una evaluación cuantitativa sobre 500 fondos y que este año ha generado una rentabilidad del 5%. El responsable de ventas de renta fija añade que, desde la firma, llevan aconsejando desde enero a sus clientes que “tiene sentido seguir invirtiendo en crédito europeo. Todo el mundo ha tenido miedo a que suban los tipos y se ensanchen los diferenciales, algo que no ha ocurrido, sino lo contrario”. No es el único activo que recomiendan: también sobreponderan high yield (europeo y global) y la deuda emergente denominada en hard currency. Tarabini justifica este posicionamiento afirmando que “los mercados se mantendrán positivos, en modo risk on”.

El experto no puede mostrarse más claro cuando se le pregunta cómo puede influir sobre la renta fija la retirada de QE3: “Desde mi punto de vista, todo el mundo está olvidando cosas muy simples. Si los tipos se van del 3% al 5%, una vez que estén en el 5% todos estaremos muy contentos. Si los tipos se van a un nivel más sano, digamos del 4% ó 5%, podría ser mucho más interesante invertir en renta fija que en renta variable. Por tanto, pueden ser un problema durante la subida, pero probablemente eso dure poco tiempo”, afirma tajantemente.

Tarabini abunda en esta idea: “Creo que las perspectivas son muy positivas para la renta fija y si incrementan los tipos suavemente a lo largo de los años no se sufrirá, incluso aunque estés invertido en renta fija y deuda emergente. Por supuesto, si has invertido en bonos estadounidenses o alemanes perderás algo de dinero”. “Nuestra convicción es que, cuando el mercado es un poco más selectivo, más difícil, es cuando realmente puedes marcar la diferencia”, concluye el responsable de Vontobel.

El experto da todavía más razones para seguir invirtiendo en renta fija: “Nos gustaría señalarle al inversor que siempre se olvida que, si invierte en una clase de activo que te pueda dar entre 200 y 300 puntos básicos más que el bono estadounidense a 10 años, si capitalizas ese 3% durante 3 años entonces tendrás el 10%. Por tanto, se trata de ceñirse a esos activos que no sólo en el corto plazo sino también en el medio plazo son interesantes y capaces de generar retornos mayores que los de los bonos del núcleo de Europa, que no son tan interesantes. De hecho, los infraponderamos”.

Dentro del capítulo de razones para invertir en renta fija, Tarabini también recuerda que el proceso de desapalancamiento seguirá siendo una constante en los próximos años… y estos periodos son positivos para la deuda corporativa “porque los bancos típicamente conceden menos créditos y se invierte más dinero en bonos, bajando la exigencia de rating incluso hasta el high yield”. El responsable considera que otro de los olvidos frecuentes entre los inversores es que “históricamente, el high yield y la deuda emergente se descorrelacionan de las subidas de tipos en los países desarrollados, como Estados Unidos”.

Con todo, Tarabini admite que muchos clientes de la gestora han mostrado interés por productos que ofrezcan protección frente a eventuales subidas de tipos: “Hemos notado interés en nuestro fondo de retorno absoluto, que es una estrategia que llevamos desarrollando desde el 2000. Aunque somos positivos en cuanto a la subida de tipos, yo personalmente invierto en high yield, bonos corporativos europeos y deuda emergente, y sin embargo también tengo parte de mi dinero invertido en retorno absoluto porque todos debemos preguntarnos cuánto dinero ganaremos si acertamos, pero también cuánto dinero podemos perder si nos equivocamos”.

Tarabini pone mucho énfasis en que “este tipo de estrategia es la más líquida en un fondo que puedes encontrar hoy en día en el mercado”. Para lograrlo implementan estrategias long/short sobre los tipos y el crédito básicamente utilizando futuros sobre el T-bill y el bund y CDS para el crédito que permiten al gestor deshacer posiciones en minutos si las cosas van mal.

Apuesta por los emergentes

“El peso de la inversión institucional sobre países emergentes todavía es muy baja, en comparación con lo que sugieren sus fundamentales. Hay muchos estudios que sugieren que los institucionales tendrán que duplicar su exposición a países emergente. Creemos firmemente en ello y, de hecho, los emergentes es una de nuestras estrategias centrales que más estamos construyendo”, señala Tarabini.

De hecho, la firma ha lanzado este año un fondo emergente en hard currency gestionado por uno de los expertos de Vontobel de más éxito en los últimos años, Luc D’Hooge, procedente de Dexia. Además, han conseguido un mandato para un fondo que invierte en mercados frontera y están considerando el lanzamiento de un fondo de deuda corporativa emergente.

Asimismo, han detectado mucha demanda por parte de sus clientes en un fondo de retorno absoluto que invierte en países en vías de desarrollo, “un espacio interesante que estamos evaluando”. Por todo ello, Tarabini confirma que todavía se están contratando a profesionales para el área de deuda emergente.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído