Tags: Gestores |

“Si el consumo cae, volverán a aumentar los diferenciales”


“El mercado de bonos corporativos ofrece unas excelentes oportunidades, ya que los diferenciales que ofrecen frente a la deuda pública se encuentran en máximos”. Para Fabrizio de Notaris, cogestor del fondo Oyster European Corporate Bonds, el mercado de bonos de empresa debería anticipar la recuperación del mercado bursátil.



El fondo, un producto concentrado con entre 30 y 60 posiciones, se basa en la selección de emisores de bonos con un importe mínimo de 300 millones de euros para garantizar una liquidez suficiente. En opinión de De Notaris, los diferenciales de los bonos corporativos se han reducido, pero aún son importantes. “Las nuevas amenazas no son los activos tóxicos, sino el impacto de la caída de la economía sobre la población y la incapacidad que van a tener para pagar consumo, créditos e hipotecas. En el Este de Europa la situación va a ser más dura”. En su opinión, en estos momentos, el mercado es muy sensible a las cifras de consumo. Si éste cae, los diferenciales volverán a crecer de nuevo.



Por sectores, los que más peso tenían en mayo eran el financiero, el industrial, el de consumo y las telecomunicaciones. En su opinión, es difícil anticipar algo en estos momentos. “El contexto es adverso y el mercado está muy nervioso. Siempre existen fallos en la formación de precios, pero ahora más que nunca”. A esto se añade que las decisiones se tienen que tomar con rapidez. “Por ejemplo, Holcim realizó una emisión al 9% con un rating BBB. Tuvimos que tomar una decisión rápida, porque había mucha demanda y el mercado no espera. El mercado de emisiones ha sido muy activo en los tres últimos meses y se tienen que tomar decisiones rápidamente”. Y es que el mercado primario está ofreciendo la posibilidad de acceder a empresas solventes que están lanzando nuevas emisiones de bonos de empresa con rentabilidades elevadas, interesantes y seguras. El inversor puede aprovechar los elevados diferenciales que se están ofreciendo en un momento de elevada demanda de estas emisiones.



De Notaris es crítico con las agencias de rating. “No hacemos caso de las agencias de rating. En algunos casos las decisiones de S&P y Moody’s son políticas. Que se puede pensar de un sistema que otorga el mismo rating a un producto apalancado que al gobierno holandés o estadounidense”. De Notaris reconoce que sigue las decisiones de las agencias de rating porque el mercado las mira, pero en su opinión no siempre reflejan las posibilidades reales de impago de las compañías. En su opinión, a las agencias de rating les cuesta hacer una revisión de un rating. “Tienen muchos analistas competentes, pero algunos de sus criterios son discutibles, como poner un periodo excesivo para realizar una revisión de un emisor”.

Lo más leído