Tags: Negocio |

Sí a las megatendencias y a la inversión temática, pero sin olvidar que hablamos de mercado


Cada gestora entiende de una manera diferente las megatendencias, pero todas coinciden en que son una atractiva alternativa de inversión. Ahora falta saber cómo aterrizar esas ideas para trasladárselas al cliente. Varios gestores analizan las diferentes posibilidades en un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por Amundi.

María Seco, Funds Manager en BBVA AM, explica que, en estos momentos, hay en el mercado muchos productos temáticos, no solo fondos de inversión sino también ETF, y lo que hacen es ordenar ese universo. “Dentro de nuestras tres áreas principales de investigación, ciencia y tecnología, demografía y planeta tierra, lo que hacemos es investigar cuáles son las temáticas que más crecimiento tienen en el largo plazo, y que, por tanto, van a lograr una rentabilidad superior a  la media del mercado”. Añade que intentan no centrarse solo en las temáticas de mayor crecimiento, como las que tienen relación con la tecnología, más sensibles al ciclo, sino combinarlas con otras de crecimiento más estable, como algunas que caen dentro de planeta tierra o demografía, “con el objetivo de tener una cartera que nos permita hacerlo bien en cualquier entorno”.

Álvaro Galiñanes, responsable de Inversiones de Santander Private Banking,considera importante romper un mito: estamos hablando de mercado. “Hablamos de una tendencia, pero que plasmamos invirtiendo en compañías que cotizan, que sufren el ciclo económico, pero en lugar de hacer una inversión tradicional estamos haciendo una inversión casi trasversal”. En este contexto es muy importante el horizonte temporal, entender que se está hablando de negocios con unos ciclos de maduración algo diferentes a los clásicos. “No es lo mismo invertir en una empresa tradicional que hacerlo, por ejemplo,en nanotecnología, en desarrollar una molécula que puede simplificar procesos de asimilación de un medicamento, algo que puede revolucionar la medicina, pero que tiene un componente de capital riesgo binario: sale bien o sale fatal. Este es otro riesgo en las tendencias: ¿Quién va a ser un ganador?”

Para diferenciar entre lo que es un bombazo o una temática basada en una necesidad están los gestores. Patricia Pomares, gestor sénior de Arquitectura Abierta de CaixaBank AM, comenta que esa es la clave: “Donde realmente vemos el atractivo de una temática es en el hecho de que esté basada en una necesidad y donde la regulación está a favor como, por ejemplo, la tendencia desarrollo sostenible que acabamos de incluir en el fondo CaixaBank Selección Tendencias. En este caso, estamos hablando de la necesidad de inversión en la lucha contra el cambio climático, en la oportunidad que supone la penetración del vehículo eléctrico, la demanda y oferta de casas menos contaminantes y eficientes o la importancia cada vez mayor de la inversión socialmente responsable…, todas ellas temáticas que no solo demanda la sociedad, sino que también suponen un reto, tanto público como privado, y que tienen a su favor los cambios regulatorios”. 

Carlos Andrés, director de Inversiones en Banca March, añade quea nivel sectorial o a nivel geográfico se suele tener más sesgo hacia las zonas que crecen: EE.UU. por la parte de tecnología y consumo, pero por la parte de demografía se tiene más exposición a los países que crecen y que van a ser el centro del mundo en unos años, los asiáticos.Y hace una reflexión: “Cuando se siguen estas tendencias, uno se pregunta por qué no lo ha hecho antes, cómo no se he dedicado un porcentaje de la cartera a las tendencias, a los motores del cambio en el mundo, de la misma manera que se ha considerado necesario dedicar un porcentaje a inversiones alternativas o ilíquidas”.

Es un tipo de inversión, además, que permite empatizar con los clientes, apunta Raúl Fernández, director de Distribución de Amundi Iberia. “Cuando se habla de envejecimiento de la población es inevitable sentirse identificado porque todos nos hacemos mayores; cuando se habla de educación o disrupción, lo mismo; se trata, por tanto, de estrategias de inversión fácilmente entendibles para el cliente. Y pasa lo mismo con la inversión sostenible, con la que cada vez estamos todos más concienciados, y que aporta, además, una mejor gestión del riesgo”.

Explica que “el gran cambio al que hemos asistido respecto a los últimos años desde el punto de vista de la gestión del cliente es que antes gestionábamos desde un punto de vista global tomando las mejores decisiones, pero existía un muro a la hora de explicarle al cliente los motivos de la evolución del fondo. Ahora se ponen encima de la mesa argumentos, compañías con las que el cliente se siente inmediatamente identificado, y quiere estar ahí. Aunque de forma temporal el producto no lo haga tan bien, entiende que son tendencias inevitables y no puede perder la oportunidad”. 

No obstante, como toda inversión hay que estar atento a los riesgos, y también ponerlos encima de la mesa. Rosa López Bermejo, técnico sénior de Inversiones de Bankia AM, señala, por ejemplo, que “a la hora de construir la cartera, hay que tener en cuenta varios factores como la concentración temática, la valoración de las compañías que componen las temáticas de inversión y los flujos de inversión”. Además, también incide en que “son inversiones de largo plazo y que hay que respetar el marco temporal de las mismas asumiendo muchas veces volatilidad en el corto plazo”. Considera imprescindible, además de explicarlo, asegurarse de que la inversión se adapta al perfil de riesgo de cada cliente y, sobre todo, a su horizonte temporal.

Amundi_Desayuno_T2_tres

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas