Servane Duforest: "Este año 2013 será el de la renta variable"


“El próximo año va a ser el año de la renta variable”, pronostica Servane Duforest, responsable de la Multigestión Direccional de Groupama Asset Management, en referencia a este 2013 que acaba de comenzar. Lo cree así, en parte, por “el riesgo político, que forzará a ir hacia ella”.

“Pensamos que los inversores deberían ser capaces de poner su dinero en la renta variable”, por lo que “apostaremos más por ella”, explica Duforest. Su fondo, el Groupama FP Flexible Allocation, del que es cogestora, es un fondo de fondos multiactivos dirigido a, según la entidad, “inversores que buscan una gestión diversificada y flexible, accediendo al conjunto de los mercados financieros internacionales”.

Con las miras puestas en los activos con riesgo, los activos diversificadores y los activos monetarios, las cinco principales posiciones del Groupama FP Flexible Allocation están compuestas por bonos corporativos high yield, bonos de países emergentes, acciones de países desarrollados, volatilidad y bonos corporativos grado de inversión. Según Duforest, combinan un enfoque cuantitativo (guiado por la volatilidad, limitada a un año a menos del 8%) con valores cualitativos. De esta forma, utilizan los activos diversificados como “ayuda y cautela” frente a una posible caída de los activos de riesgo, es decir, como una vía de escape ante posibles shocks del mercado.

También apuestan por la arquitectura abierta, donde seleccionan un gestor en cualquier parte del mundo y en cualquier clase de activo. “Eso da más valor a nuestro proceso de inversión, seleccionando los mejores fondos que cubren lo que nuestra asignación no cubre por estrategia”, detallan desde Groupama AM.

El Groupama FP Flexible Allocation cuenta, según datos de 31 de octubre, con un patrimonio de casi 293 millones de euros y un rentabilidad anual del 8,74%.

Optimismo por Europa y EE. UU.

En cuanto a Europa, “somos más optimistas ahora de lo que éramos a principios del año pasado”, reconoce Duforest, que califica de positiva la última acción del BCE, por la que “el crédito gozará de protección por un largo periodo de tiempo”. Además, “el contexto político es más confortable”, puntualiza.

En lo que respecta al temido abismo fiscal estadounidense, Duforest se muestra contrariada. Por una parte, cree que “la respuesta es fácil, aunque somos cautelosos en torno a los próximos dos años”. No obstante, apuesta por que, al final, “Obama encontrará una manera de solucionarlo”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído