¿Será 2011 el año de los hedge funds?


El universo de los hedge funds es bastante difícil de observar pues no está regulado. Se están lanzando fondos continuamente, por lo que las estadísticas se refieren a targets cambiantes. Esto genera un cierto margen de duda. A día de hoy, los activos bajo gestión de los hedge funds no están muy por detrás de los niveles pre-crisis. Hemos observado dos grandes tendencias. Por un lado, los activos están concentrados en los fondos más grandes. En segundo, los niveles de activos se han recuperado en Estados Unidos y en menor nivel en el Reino Unido, pero la tendencia es mucho más esporádica en la Europa continental. Los clientes institucionales estadounidenses, por supuesto, tienen más experiencia en inversión alternativa y, por tanto, son menos reticentes a regresar a este tipo de fondos. Otro hecho alentador es que por primera vez desde 2008 el lanzamiento de nuevos fondos internacionales ha superado las liquidaciones. La tendencia global es, por consiguiente, favorable.

Por su parte, la industria ha aprendido muchas lecciones de la crisis, sobre todo la decepción de los inversores con la liquidez, la transparencia y con los procesos adoptados para gestionar fondos alternativos. En algunos fondos la liquidez era incoherente con la estrategia desarrollada y por eso pasaron apuros cuando emergió la crisis. En fondos de fondos, ahora dedicamos mucho más tiempo a los análisis en profundidad para asegurar que los gestores pueden respetar sus compromisos. Además, algunos clientes también sintieron que los hedge funds tenían poca trasparencia.

Para solucionar esta situación, ahora se exponen de forma mucho más clara ante los inversores los riesgos inherentes a esta clase de activo. Se han reforzado los procesos de due diligence en todos los fondos subyacentes y se analizan en detalle todas las empresas que proporcionan servicios a estos fondos. Hay que recordar que el 50% de los colapsos en hedge funds se deben exclusivamente a defectos operacionales, lo que remarca la necesidad de reforzar los procesos en esta área de inversión.

Con todo, dejando al margen 2008, los hedge funds han demostrado siempre ser fuertes y se han comportado bien cuando las condiciones de mercado han sido inciertas y la volatilidad alta. Esto se debe sobre todo al hecho de que los gestores de hedge funds están menos atados a las tendencias de los mercados que los gestores de fondos tradicionales y por lo tanto tienen más margen de maniobra para desenvolverse en condiciones difíciles.

En los mercados actuales –bajos retornos del cash, mercados de bonos inciertos y volatilidad en la renta variable- los hedge funds representan más que nunca una juiciosa solución de inversión. En nuestra opinión, dos temas dominarán este año. En primer lugar los mercados emergentes tienen ahora suficiente profundidad, liquidez e instrumentos para ayudar a los profesionales del mercado a crear estrategias de arbitraje y a tomar posiciones cortas. Hasta hace poco, incluso los hedge funds se acercaban a los mercados emergentes principalmente a través de posiciones largas. También existen oportunidades en las commodities donde los precios deberían seguir aumentando debido al crecimiento de los mercados emergentes.

En segundo, las fusiones y adquisiciones y la reestructuración es un tema de crecimiento global. Las empresas, especialmente en Estados Unidos, ahora tienen más liquidez debido a las mejoras de la economía, una condición previa para las operaciones. Esto significa que estamos en un momento idóneo para las estrategias de crédito y de renta variable event-driven.

Lo más leído