Septiembre, un mes negativo para los hedge funds: los resultados de cada estrategia


La industria global de hedge funds tuvo un septiembre negativo y el índice general HFRX cedió un 0,8%. Según explica FRM, filial de Man, la mayoría de los mercados mundiales de renta variable sufrieron correcciones, con la notable excepción del Nikkei. Su subida del 4% fue casi simétrica con la caída del 5% del yen frente al dólar. El S&P 500, que cerró agosto en un máximo histórico, perdió un 2,4% y la renta variable europea tuvo unos resultados dispares mientras el euro cedía casi un 4% frente al dólar. El Hang Seng mostró debilidad ante las protestas en Hong Kong, lo que dio una ventaja adicional a los que negocian en el diferencial A/H. Los tipos de los bonos subieron ocho puntos básicos en EE.UU., pero cayeron en la mayor parte del sur de Europa con la excepción de Grecia.

En este entorno, las rentabilidades de las estrategias Macro, de Futuros Gestionados, Materias Primas y Mercados Emergentes reflejaron la dispersión que se ha extendido entre los mercados. En general, los gestores Macro Discrecionales tuvieron un buen mes y se beneficiaron de las fluctuaciones de las divisas, sobre todo de los movimientos muy tendenciales de las posiciones cortas en el yen y el euro. Los gestores centrados en Mercados Emergentes registraron unos resultados más desiguales. Un problema fue la debilidad de las divisas de estas economías y, en Brasil, donde los receptores de tipos fueron una estrategia popular, las encuestas sobre las próximas elecciones, que mostraron un giro favorable a la actual presidenta Dilma Rousseff, agravaron la debilidad de la divisa y provocaron una subida de los tipos. En cambio, Argentina se recuperó a ritmo constante en base a algunas señales positivas en relación con los fondos que reclaman la devolución de sus inversiones pero la estrategia sigue siendo muy volátil.

Los mercados de materias primas mostraron una mayor debilidad; los datos económicos más flojos de China fueron determinantes en el caso de las materias primas industriales, mientras que el panorama de la oferta siguió presionando sobre las materias primas agrícolas al persistir la tendencia bajista de los precios.

En Asia, Japón destacó entre los mercados de renta variable con un repunte del 4% mientras el yen retrocedía, y fue la nota disonante dentro del debilitamiento general de los mercados de todo el mundo. El mercado no está reaccionando a los datos económicos sino que se está apoyando en la esperanza de una reasignación favorable a la renta variable del GPIF (fondo de inversión de las pensiones del gobierno), las expectativas de posibles nuevas medidas del Banco de Japón y el debilitamiento del yen. Las acciones A de China bajaron pero las acciones H se debilitaron aún más a causa de las protestas estudiantiles de Hong Kong, lo que dio un impulso adicional a la negociación A/H, que ya hemos analizado en relación con el plan de conexión entre las bolsas de HK y Shanghai.

Estrategias renta variable long-short

El panorama de la renta variable long-short de Europa fue positivo pese a la rentabilidad plana del Eurostoxx 600 (+0,3% en el mes). Después de un rebote temprano tras el anuncio de que el BCE incluiría las compras de ABS en su paquete de estímulo, los mercados retrocedieron gradualmente durante el resto del mes a causa de los datos generalmente más débiles de PIB y PMI, agravados por la falta de datos empresariales durante la pausa entre las temporadas de publicación de resultados del segundo trimestre y el tercer trimestre.

Los ganadores específicos de los gestores se concentraron en las carteras de posiciones cortas, sobre todo en títulos de servicios petrolíferos, que se han convertido en una posición corta estructural a causa de la menor demanda y que sufrieron aún más ante la caída del precio del petróleo. Algunos títulos, como Seadrill (-24,5% en el mes), Transocean (-12,5%) y Subsea 7 (-11,0%), fueron ganadores frecuentes. Otra posición corta temática ganadora en septiembre en toda la industria de hedge funds fue la distribución alimentaria del Reino Unido, que siguió cayendo debido a sus flojas cifras de ventas y las irregularidades de las previsiones de beneficios de Tesco. La compañía perdió un -19,0% en el mes, y estuvo acompañada de J Sainsbury con un -13,4% y Wm Morrison con un -5,2%. Un tercer tema común fueron las posiciones largas en bancos italianos, que cerraron el mes en territorio ligeramente positivo después de devolver la mayor parte de lo ganado gracias al BCE ante la mayor preocupación por el crecimiento italiano.

De cara al futuro, los gestores siguen siendo bastante alcistas respecto a Europa pese al actual contexto macroeconómico de debilidad. Las valoraciones (especialmente en comparación con EE.UU.) siguen siendo muy atractivas, y el consenso opina que los préstamos TLTRO y las compras de ABS del BCE bastarán para estimular el crecimiento (en especial vía una divisa más débil) y evitar la deflación. La principal preocupación es que estas medidas tardarán algún tiempo en circular a través del sistema bancario hacia la economía en general y, por lo tanto, los inversores pueden perder la paciencia esperando la recuperación a corto plazo.

Las rentabilidades de los gestores long-short de EE.UU. fueron muy dispares en septiembre: el peor perdió un -3,4% y el mejor ganó un +3,2%, y el resultado general fue una rentabilidad aproximadamente plana. En cuanto a factores determinantes, dado el sustancial bajo rendimiento del Russell frente al S&P, la composición por capitalización de las carteras fue importante para determinar la rentabilidad. Además, la actividad empresarial volvió a ser determinante para las carteras de posiciones tanto largas como cortas. El tono bastante negativo de los mercados a lo largo del mes exigió una negociación activa de las posiciones cortas para proteger cualquier ganancia idiosincrásica de la cartera de posiciones largas.

Estrategias de Crédito

Hasta hace poco, el precio del Crédito, que ha sido uno de los principales beneficiarios de la expansión cuantitativa, equivalía a la perfección. Las dificultades experimentadas en julio y agosto se agravaron en septiembre debido a que el fin de la expansión cuantitativa está mucho más cerca. Los comentarios de julio de la presidenta Yellen de la Fed sobre la formación de burbujas de precios de activos en algunos mercados, como los de préstamos apalancados y deuda corporativa de calificación baja, siguieron concentrando la atención.

Así pues, además de la habitual preocupación por los tipos oficiales, septiembre fue testigo de una reevaluación más amplia del riesgo de crédito. Los bonos high yield de EE.UU. cayeron alrededor de un 2% en el mes a causa de la ampliación del diferencial de crédito de 60 puntos básicos, y las pérdidas se aceleraron en la última semana del mes. En línea con la reevaluación general del riesgo de crédito, cuanto más baja la calificación del crédito, peor rentabilidad. Dado que la mayoría de los gestores mantienen un moderado sesgo largo neto, las pérdidas fueron generalizadas.

Estrategias de Arbitraje Estadístico

Los gestores de Arbitraje Estadístico tuvieron un buen septiembre, y los más dependientes de los factores cosecharon elevadas rentabilidades en EE.UU. y la UE. En Asia, la rentabilidad de la negociación A/H fue muy positiva, ya que la inquietud generada por las protestas estudiantiles intensificó el impulso bajista del elemento de acciones H de la estrategia y provocó una compresión de los diferenciales del 5% aproximadamente.

Estrategias de Event-Driven

En la negociación de Eventos, las nuevas normas sobre inversión del impuesto aumentaron la volatilidad, pero el retroceso tras el anuncio dio a los gestores la oportunidad de aumentar posiciones que rebotaron con fuerza y generaron rentabilidades positivas. Los afortunados gestores con exposición a la OPV de Alibaba se beneficiaron mucho del repunte posterior.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído