Self Bank tantea la compra de negocios independientes para adentrarse en la banca privada


Cuando el BCE aprobó la compra de Self Bank por parte de Warburg Pincus y Javier Marín, la entidad ya avanzaba que el objetivo principal de esta operación sería aprovechar la plataforma digital del banco para ofrecer nuevos e innovadores productos y servicios de asesoramiento y gestión de patrimonios de alta calidad y con total independencia.

La palabra independencia cobra ahora más sentido. Según ha podido saber Funds People por distintas fuentes del sector, los nuevos socios de esta plataforma han contratado un consultor para tantear la compra de negocios independientes para adentrarse en la banca privada. De esta forma, el grupo descarta iniciar desde cero una estructura propia para competir en este negocio y busca la trayectoria de otra firma independiente para desarrollar su estrategia. En este sentido, las conversaciones se han iniciado con varios grupos de estas características pero aún no se ha llegado a puerto con ninguno. Una de las principales objeciones a esta operación por alguno de los grupos contactados sería que un fondo de capital riesgo esté detrás de Self Bank, por la presión que podría ejercer sobre este tipo de negocios, no tan marcados por los objetivos comerciales a corto plazo.

Sin embargo, ciertos grupos empiezan a notar la presión extra que supone la entrada en vigor de MiFID II, donde cada vez es más importante atesorar un patrimonio elevado que permita contar con economías de escala. Una presión que podría llevar a necesitar la entrada de un tercero para impulsar el negocio. En 2018, las 30 agencias y sociedades de valores nacionales especializadas en gestión de patrimonios disminuyeron un 3,5% su margen bruto y un 90% su beneficio, a pesar del incremento de comisiones netas. 

Noticias relacionadas