Self Bank revisa sus carteras para reducir volatilidad ante una posible ralentización de la economía global


Self Bank revisa sus carteras de forma trimestral y, en esta ocasión, el principal cambio ha sido el de dotarlas de una menor volatilidad “en vista de los últimos datos que dejan vislumbrar una cierta ralentización de la economía global”.

La entidad se refiere con esto, por la parte desarrollada, a la frenada de crecimiento del primer trimestre en EE. UU., a las presiones deflacionistas de la eurozona a pesar de la recuperación de la actividad económica y a las dudas en torno a la efectividad de los Abenomics; por la parte de emergentes, señala especialmente aquellas que han sido golpeadas por salidas de capital desde la primavera pasada y donde las estimaciones de crecimiento han sido revisadas a la baja.

Este movimiento se traduce de forma diferente en las tres carteras: conservadora (70% de renta fija/30% de renta variable), equilibrada (50%/50%) y agresiva (30%/70%) compuestas actualmente por seis, siete y nueve fondos, respectivamente.

Japón y emergentes

Las dudas de Japón han provocado que la entidad decida tomar una exposición neutral, que en el caso de la cartera conservadora, hace que el peso al activo sea nulo. En este país anteriormente jugaban mediante el Parvest Japan Equity; sin embargo, han decidido cambiar su apuesta por el M&G Japan por el buen perfil de rentabilidad/riesgo dentro de la categoría. 

Cero también es el porcentaje asignado a los emergentes tanto en la conservadora como en la equilibrada, mientras que en la agresiva, éste se ha reducido. Lo que sí ha cambiado en esta cartera es que han sustituido el Fidelity Emerging Markets por el AXA Rosenberg Pacific Ex-Japan Small Cap Alpha, “tras volvernos más positivos con la región Asia Pacífico dentro de emergentes, descartando de momento entrar en América Latina y China”.

Incremento a Europa en todas las carteras, y en la agresiva, a Italia

En todas las carteras se ha incrementado el peso a renta variable europea, y en la agresiva, se ha introducido un nuevo producto de renta variable italiana, el AXA World Funds Framlington Italy, debido al atractivo del activo.

Para Europa en su conjunto se posiciona a través del JPM Europe Equity Plus, mientras que en la bolsa norteamericana han sustituido el Threadneedle American Extended Alpha por el Robeco US Large Cap Equities, tras los mejores resultados del segundo.

Aunque en renta variable sí se han producido diversos cambios, en renta fija éstos han sido ligeros, incrementando únicamente el peso a la deuda periférica a corto plazo y reduciendo el de deuda global por las mejores expectativas de la firma en la primera.

Los fondos de deuda seleccionados para las carteras de Self Bank son el ESAF Capital Plus en renta fija a corto plazo, el M&G Optimal Income en renta fija global, el EdR Emerging Bonds en renta fija emergente y el UBAM Convertible 10-40.

Empresas

Noticias relacionadas