Seis riesgos macro y cómo los está combatiendo Ethenea


El mundo es un lugar complejo, especialmente para los inversores de renta fija que busquen seguridad y un cupón que sacie su sed de rentas. Guido Barthels, gestor de Ethenea, firma representada en España por Capital Strategies, ha elaborado un listado con los riesgos macro que más preocupan a la gestora, y que están teniendo en cuenta a la hora de posicionar las carteras de su gama de fondos, entre ellos el Ethna Aktiv y el Ethna Defensiv.

#1: Complacencia

“El mercado es aburrido”, declara Barthels. Se refiere a que este año han sucedido eventos extraordinarios (como el Brexit o el desplome de las materias primas) “que no se pueden ignorar, pero el mercado las está ignorando: el VIX está en mínimos”. Al gestor le preocupa que se produzca una sorpresa negativa “y los inversores empiecen a tomar decisiones estúpidas”. “Estoy nervioso por la posible reacción irracional de los inversores si se produce un shock”, aclara.

#2 Regulación

El experto se refiere concretamente al impacto de la nueva y compleja regulación sobre fondos monetarios en EE.UU. Esta regulación, que cambia la referencia del Libor que pueden usar los fondos monetarios, puede suponer un problema para las empresas y los bancos que utilizan estos instrumentos como una vía de financiación, dada la rentabilidad actual de los treasuries. “El 90% del crecimiento de la economía estadounidense está impulsado por el consumo, pero este consumo no está financiado por el ahorro, sino por el crédito. Si se introducen más restricciones a la financiación, el crédito no fluirá, se reducirá el consumo y aumentará el riesgo de entrar en recesión”, alerta el experto.

#3 El endeudamiento de China

“Todos los mercados están ignorando a China, al contrario que el año pasado”, afirma Barthels. Sin embargo, el país ha continuado con su tendencia de crecimiento a la baja y endeudamiento al alza, de tal manera que la deuda sobre el PIB de China está alcanzando cotas excesivamente elevadas. “Si el mercado vuelve a prestar atención a los problemas de China, la reacción podría ser más exagerada que la de 2015, existe un riesgo de shock sobre las bolsas china. Los signos de estabilización de la renta fija y la renta variable chinas son sólo temporales”, sentencia el gestor.

#4 Los tipos negativos

“El carry es sólo una función del cupón y ahora muchos bonos no están pagando cupón porque cotizan con tipos negativos. Nadie que esté comprando bonos hoy está buscando rentas, sólo está siguiendo la dirección del mercado – invierten con la expectativa de que los tipos caigan todavía más- para conseguir ganancias de capital. Se han invertido las tornas: antes se compraba renta variable para obtener apreciación de capital y se compraban bonos por el cupón. Ahora compras renta variable por el dividendo y bonos para seguir la dirección del mercado”, denuncia el experto.

#5 La política de la Fed

“La Fed ha estado haciendo mucho ruido, todos sus portavoces han hablado con la prensa y esta errática política de forward guidance confunde al mercado”, critica el gestor. En su opinión, con esta estrategia ha aumentado exponencialmente “el riesgo de que la Fed comenta un error de política monetaria, y podría ser catastrófico para la economía global”.

#6 Expectativas a la baja

El experto se refiere a la caída continuada de las previsiones del consenso sobre el ciclo de subidas de tipos de interés, una tendencia que se va a prolongar en 2017.

Ante este panorama, Barthels realiza una recomendación muy clara: “No es el momento de las estrategias pasivas. Los inversores no deben relajarse, deberían confiar su dinero a gestores activos que sepan lo que hacen”.

Posicionamiento del Ethna Aktiv

Dominic Nys, responsable de desarrollo de negocio de Ethenea, no esconde que este fondo (calificado como Blockbuster), tuvo un turbulento comienzo de año que le llevó a los números rojos. La decisión del equipo gestor fue eliminar agresivamente el componente de riesgo de la cartera, y mantuvieron esta postura cauta (con una abundante posición en dólares y treasuries) hasta que se confirmó el Brexit, por considerar que no tenía sentido asumir riesgos antes aunque el mercado estuviera dando signos de recuperación desde mediados de febrero. De hecho, consiguieron generar rendimientos positivos otra vez a partir de marzo, siempre con un férreo control de la volatilidad, que se mantuvo por debajo del objetivo del fondo del 6%. Tras el Brexit, el equipo gestor optó por recortar la duración media de la cartera de 6,4 a 3,5 años, principalmente mediante la implementación de posiciones cortas en deuda del Tesoro estadounidense.

Actualmente, la cartera del Ethna Aktiv presenta una exposición neta del 46% a renta fija, con una rentabilidad media del 3,63%. La mayor parte de la asignación es a deuda corporativa estadounidense, por considerar que es el sector donde se encuentra mayor número de oportunidades de generar rendimientos positivos en estos momentos.

“Nos hemos dado cuenta de que los movimientos del mercado son cada vez más rápidos: se produce una fuerte corrección que dura sólo unos días e inmediatamente después aparecen inversores dispuestos a comprar otra vez. Nuestra conclusión es que no podemos cronometrar el mercado”, explican desde la gestora. En su lugar, han optado por buscar nuevas fórmulas que sirvan como un colchón para el fondo en caso de estrés. Donde mejor se puede ver es en la asignación a renta variable: actualmente es un 23% neto, del cual un 22% es pura selección de valores individuales. A esto se añade una posición que oscila actualmente entre el 7% y el 8% de futuros y opciones, con la que consiguen generar un extra de rentabilidad y proteger a las inversiones en cartera.

Otra decisión importante del equipo ha sido la incorporación de oro a la cartera para aprovechar sus propiedades diversificadoras y para contrarrestar el impacto de los tipos negativos. La asignación actual a oro es del 4,2%. El equipo ha optado por una exposición vía ETC en vez de ETF para construir la posición. 

 

Productos
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído