Seis razones para invertir en renta variable europea


¿Todavía reticente a invertir en renta variable europea? Pues ha de saber que, desde Threadneedle, David Dudding da hasta seis razones para volver al Viejo Continente. Dudding es el gestor del fondo Threadneedle European Select Fund, que celebra su quinto aniversario bajo la gestión de Dudding como el mejor de su categoría, superando en rentabilidad a la mediana del grupo de homólogos. “Pese a las complicadas condiciones macroeconómicas, todavía sigue siendo posible identificar empresas, incluso en los países periféricos de la zona euro, con un gran potencial de crecimiento”, asegura el experto.

La primera razón viene del lado de las valoraciones: Dudding considera que Europa cotiza a precios atractivos en comparación con datos históricos y con la valoración de otros activos (renta fija, por ejemplo). De esta manera, el inversor tiene la posibilidad de comprar a precios interesantes empresas de alta calidad. 

La segunda razón atiende a la calidad. Dado que “sólo los modelos de negocio más sólidos y de alta calidad tendrán éxito a largo plazo, consideramos que las compañías más fuertes reforzarán aún más su posición”, afirma el gestor.

En tercer lugar figura la labor de diversificación geográfica desarrollada en los últimos años. Dudding admite que las empresas europeas en general, y en especial las que selecciona para su fondo – su cartera está integrada habitualmente entre 45 y 65 títulos- cada vez enfocan más su negocio hacia mercados internacionales en crecimiento, estrategia que les ha permitido “compensar los efectos negativos que plantea la debilidad de los mercados internos”.

Dudding también dedica unas palabras a los efectos de la austeridad: “Al haber recortado costes de manera drástica durante la crisis, muchas empresas disfrutan ahora de las ventajas del apalancamiento operativo”. 

En relación con el cuarto punto, el responsable de Threadneedle también considera que las arcas de las empresas europeas están saneadas. “Los flujos de tesorería gozan de buena salud y los balances son sólidos”. En este caso, el gestor hace una matización, puesto que considera que “los saldos de efectivo apenas remuneran”, por lo que infiere que se avecinan muchos movimientos corporativos en forma de M&A. 

La sexta y última razón tiene que ver con la divisa. El debilitamiento del euro frente al dólar beneficia a las empresas exportadoras, “sobre todo en el norte de Europa”, finaliza David Dudding. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído