Seis razones de Deka Bank para invertir en bolsa alemana


En Deka Bank creen que siguen existiendo grandes oportunidades de inversión en renta variable alemana, entre otras cosas, gracias a las atractivas valoraciones, la recuperación del comercio mundial que beneficiará a sus exportadoras, la vuelta de los flujos de inversores estadounidenses y el descarte de una segunda recesión.

En su informe sobre las razonas por las que invertir en Alemania (ver archivo adjunto), destacan las siguientes:

1. En Deka no barajan una recesión en W. "Lo que sí que esperamos es una normalización ("restocking") de aquellos indicadores que en el segundo trimestre de 2010 subieron excesivamente como consecuencia del efecto recuperación", afirman. Así, sus perspectivas de ISM están en torno a 55 y las de PMI globales en un rango entre 53 - 55 en los próximos meses.

2. El efecto "decoupling" existe, y la principal prueba es China, el principal motor de consumo global. Así, creen que una ralentización del crecimiento chino no es más que una normalización. El PMI de China en agosto volvió a subir a 52,3 desde 51, un dato que funciona como indicador adelantado de crecimiento global.

3. En términos de valoración, el DAX es un mercado todavía barato. En primer lugar, porque la rentabilidad por dividendo de la bolsa alemana está por encima de la rentabilidad del Bund, lo que no es normal históricamente. En segundo término, porque el PER de 2011 es de 10,4 veces y el Graham/Dodd de 13,6 x (una media elaborada quitando los años 99 y 2000, en 20,9x). Y por último, porque su valor en libros está en 1,37, un 20% por debajo de su media a largo plazo.

4. Además, el volumen invertido en deuda pública y monetarios está en máximos, cuando la ratio rentabilidad/riesgo de estos activos ya no es atractiva. Es decir, que se está produciendo un trasvase de flujos de monetarios a renta fija, pero todavía no a renta variable.

5. Los flujos de inversores americanos hacia Alemania están volviendo, tras ser vendedores netos de bolsa alemana desde 2008.

6. El comercio mundial se está recuperando y un tercio de las compañías del DAX generan sus beneficios principalmente de las exportaciones. Además, las exportaciones de Alemania hacia los BRIC han crecido fuertemente desde mediados de 2009, y sobre todo hacia China. Los principales sectores de la economía alemana, maquinaria, químico y automóviles, son los que más se benefician de la demanda de los emergentes.