Seis ideas de inversión de BlackRock para lo que queda del trimestre


¿Quien prepare su cartera a 20 de octubre de cara al último trimestre del año, llega tarde? No necesariamente, según el punto de vista de Richard Turnill, estratega jefe global de inversiones de BlackRock. La gestora ha identificado tres temas relacionados entre sí que van a influir a economías y mercados en los próximos tres meses. A saber: la expansión económica global sostenida, la necesidad de replantearse los retornos, y de repensar el riesgo. En base a estos tres grandes temas, Turnill sugiere hasta seis ideas de inversión que los inversores deberían considerar.

#1 Más renta variable y menos renta fija

“Una expansión económica firme y el fuerte crecimiento de los beneficios encajan bien con las acciones”, afirma el estratega jefe. Éste aporta algunos datos adicionales, como por ejemplo que, por primera vez desde 2005, “los beneficios están creciendo a un ritmo superior al 10% en todas las grandes regiones, excluyendo el rebote post crisis”. BlackRock está favoreciendo los mercados no estadounidenses – incluyendo Europa y Japón-, y se declara alcista con las acciones de mercados emergentes, “incluso después del fuerte rally de este año”.

#2 Busque ideas en tecnología y bancos estadounidenses

“El sector tecnológico ha publicado un crecimiento de los beneficios extraordinario, y han acumulado alrededor de la mitad de los retornos generados por la renta variable de EE.UU. y Asia emergente”, explica Turnill. Dicho esto, la gestora ve “un amplio recorrido”.

El otro sector que le gusta es la banca estadounidense, gracias a que una curva más inclinada impulsará los márgenes de concesión de crédito. También valoran positivamente “las perspectivas de desregulación y el incremento de los pay out”.

#3 No se olvide de los factores

BlackRock lleva tiempo insistiendo en las bondades de la inversión factorial. En particular, Turnill indica la preferencia en particular por los factores de momento y value: “Creemos que el momento de los países desarrollados tiene más potencial alcista, pues tiende a hacerlo bien en los periodos de expansión. Y el value podría beneficiarse del sólido contexto macro y la mejoría del sentimiento inversor”. La última observación es importante, pues Turnill constata que “la precaución ha mantenido a los inversores lejos de los segmentos del mercado que cotizan con descuento”.

#4 El crédito como fuente de income

Aunque el estratega es consciente de que los diferenciales de crédito pocas veces en la historia han estado más estrechos, sigue creyendo que “el crédito es una fuente atractiva de income”, y que además sigue atrayendo “una demanda persistente, en el contexto de un universo de renta fija con tipos bajos”.

Turnill advierte que las valoraciones actuales implican que “los retornos futuros vendrán del cupón (carry) antes que por el estrechamiento de los diferenciales”. Por esta razón, concluye que el crédito “ofrece menos potencial alcista que la renta variable en términos ajustados al riesgo si tu escenario de expansión global sostenida se cumple”. Sin embargo, también llama la atención que en el contexto actual de baja volatilidad “se espera que los impagos corporativos sean limitados”. Por esta razón, el crédito que está eligiendo en EE.UU. es de alta calidad, mientras que en Europa prefiere jugar al diferencial a través de la inversión en deuda financiera subordinada, bonos cubiertos y deuda supranacional.

#5 Busque oportunidades en deuda emergente

Turnill cree que hay oportunidades en renta fija emergente para obtener rentas y una potencial apreciación del principal si se es selectivo, aprovechando el contexto de baja inflación y baja volatilidad de las divisas imperante en el mundo emergente. Además, considera que la clase de activo se beneficia asimismo de la expansión sincronizada del crecimiento, junto con la mejora de los precios de las materias primas y la inagotable búsqueda de rentas por parte de los inversores.

Otro factor a favor es el hecho de que los bancos centrales de los países emergentes disponen de bastante margen para aplicar políticas monetarias ortodoxas, principalmente a través de los recortes de los tipos de interés. “Esto debería llevar a un estrechamiento mayor de los diferenciales de tipos respecto al resto del mundo, a medida que la Fed lidera a sus equivalentes desarrollados en la normalización monetaria”, afirma Turnill. En conclusión, que espera “un comportamiento de precios relativamente superior en deuda emergente”.

En cuanto a las divisas, la expectativa de BlackRock es que el dólar se aprecie de forma modesta y gradual, por lo que no perjudicaría al caso de inversión emergente. En cambio, ve como principales riegos “la paralización del momento para el crecimiento global, un repunte de rentabilidades causado por la ralentización de los estímulos monetarios, o un repunte rápido del dólar”.

#6 Piense en la deuda soberana como “colchón”

Aquí caben un par de aclaraciones. En primer lugar, la expectativa de la gestora es que suban los tipos de interés, a medida que se vayan normalizando las políticas monetarias de EE.UU. y la eurozona de forma gradual. No obstante, prevén que “los factores estructurales y una mayor divergencia entre bancos centrales frenen a los tipos”.

Es decir, que su previsión es que una subida moderada de los tipos de interés debe llevar a los inversores a esperar “retornos bajos o negativos para la deuda soberana a nivel global en el medio plazo”. No obstante, advierten que los bonos soberanos de largo plazo siguen siendo “diversificadores útiles frente a la volatilidad y las correcciones de renta variable provocadas por riesgos políticos”, y de ahí que Turnill recomiende a los inversores que mantengan una asignación estratégica a bonos soberanos en cartera.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído