Seis gestoras españolas apuran el 2017 con el lanzamiento de nuevas clases limpias


MiFID II trae una primera consecuencia en las gestoras españolas: contar con clases limpias para el servicio de gestión discrecional de carteras o de asesoramiento independiente. Por el momento, hay una apuesta clara de una parte importante del mercado para ofrecer el primer servicio, en donde en el algunos casos, el producto propio cobrará un peso importante.

De ahí que las gestoras de grandes grupos bancarios, como pueden ser Kutxabank Gestión y Bankia Fondos, hayan lanzando clases que denominan Cartera para el 25% y el 19% de su gama de fondos.

Hasta la fecha, Kutxabank Gestión ya realizaba el servicio de gestión discrecional de carteras, sólo que la gestora no disponía de clases de participaciones en ninguno de sus fondos. De tal manera que se invertía directamente los fondos de la gestora donde había una clase única. Por el momento, a falta de saber si se ampliará más, la firma vasca ha lanzado clases cartera para 13 de sus fondos (nueve de ellos de renta variable, dos de renta fija, un fondo de fondos de retorno absoluto y otro de renta fija mixta internacional).

En sus folletos se indica que van dirigidos exclusivamente para “carteras de inversiones de clientes con gestión discrecional encomendada al grupo Kutxabank mediante contrato otorgado al efecto y resto de instituciones de inversión colectiva gestionadas por Kutxabank Gestión”. En cuanto a la bajada de comisiones, suponen una rebaja del 40%, del 1,7% que promedian las clases que pasan a denominarse Estándar y el 1,0% que promedian las clases Cartera.

Por su parte, Bankia Fondos, quien no ofrecía hasta este año el servicio de gestión discrecional, amplia el número de clases Cartera de 10 a 15 productos. La entidad pasa a denominar Clase Universal a las a las participaciones ya registradas de la IIC y registra una nueva clase para cinco nuevos vehículos dirigidas exclusivamente a clientes con contratos de gestión de carteras firmados con Bankia.

De esta manera, pasa a tener este tipo de clases en 10 fondos de renta fija, cuatro de renta variable y su fondo de fondos de autor. El promedio de las comisiones de la clase Cartera de esta quincena de vehículos asciende al 0,37%. En las últimas cinco clases registradas, la comisión es un 60% inferior a las clases Universal.

Atl Capital, Belgravia, Caja Ingenieros Gestión y Novo Banco Gestión

Conscientes de que, aunque no tengan una red detrás, deben disponer de una clase limpia para aquellos partícipes que tengan contratos de servicios de gestión discrecional de carteras o de asesoramiento independiente con una entidad autorizada, Belgravia Capital registra la clase C de su fondo bandera, el Belgravia Epsilon. Pasa a denominar clase R a la actual y ponen en marcha un nueva clase limpia de retrocesiones cuya comisión se sitúa en el 1%, un 20% más barata frente al 1,25% de comisión de la clase R.

Se estrenan también en el mundo de clases Cartera la firma Caja Ingenieros Gestión, que inscribe en CNMV la clase I dirigida a “clientes que suscriban el fondo a través de contratos de gestión discrecional formalizados con Caja de Ingenieros o aquellos clasificados como contrapartes elegibles o profesionales según la LMV”, especifica el folleto. Siete de sus 15 fondos incorporan esta clase, un 40% más barata que la otra clase, la A, al bajar el promedio de comisiones del 1,29% al 0,76%.

Por su parte, las gestoras de atl Capital y Novo Banco se inician lanzando clases cartera para dos de sus fondos, respectivamente. En el primer caso toman el nombre de clase L y en el segundo de clase C, y mantienen la actual como clase A y clase R, respectivamente.

La descripción del colectivo de inversores al que van dirigidos estas clases, en sendas firmas, incluyen a los participes que hayan suscrito un contrato de gestión discrecional de cartera pero también a aquellos que “acrediten de forma continuada el pago de una comisión de asesoramiento a una entidad autorizada”, en el caso de atl Capital, o que sean “inversores con contrato de asesoramiento independiente o de asesoramiento en el que se pacte con el cliente que la entidad no puede aceptar ni retener incentivos”, en el caso de Novo Banco.

Aunque sólo cuenten por el momento con dos fondos con estas clases, la rebaja que se hace de comisiones asciende al 43% en el caso de atl Capital y el 57% en el caso de Novo Banco.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído