Seguridad para las carteras: fondos de deuda alemana y estadounidense


En un entorno cambiante algo de certidumbre no viene mal. Según publica Expansión, eso es lo que ofrecen los fondos que invierten en bonos de EEUU y Alemania, los países con mayor credibilidad del mundo como deudores. A pesar de las dificultades, los expertos consideran que estos activos siguen siendo los más seguros; algo que va, además, acompañado de unos buenos resultados.

El consejero delegado de Profim, Víctor Alvargonzález, explica que el rendimiento de los fondos que invierten en bonos alemanes oscila entre el 5% de los de deuda pública y el 10% de los de deuda privada de menor calidad crediticia, una rentabilidad que “es mucho más elevada que la de cualquier depósito español”.

Y en el caso de los que apuestan por renta fija de EEUU, el resultado es mejor. Joaquín González-Llamazares, responsable de renta fija de DWS Investments, explica que la rentabilidad del bono a 10 años ha caído 1,28 puntos porcentuales, lo que supone unas ganancias de capital del 10,62% (9,51% en el caso del bund alemán). Esto es lo que ha ocurrido, pero, ¿qué pasará en los próximos meses?

Eduardo Antón, analista de fondos de Inversis Banco, espera recortes en los precios (alza de rentabilidad) de los bonos germanos, “pero no muy marcados porque, aunque la economía alemana tiene una inercia positiva, el crecimiento europeo seguirá siendo moderado y los precios, salvo lecturas puntuales, no ofrecen aún riesgo”. Lo mismo espera de los bonos de EEUU, aunque en este caso el comportamiento podría venir más matizado por la política de recompra de activos de la Fed. 

Aunque los movimientos que se esperan sean pequeños, los fondos que invierten en estos activos pueden sufrir grandes vaivenes: “Como cualquier mercado está sujeto a euforias y depresiones; se puede perder dinero, y mucho”, advierte Antonio Borrás, asociado a EFPA España, agente de Banco Banif. Estos fondos podrían sufrir, por ejemplo, por un alza de tipos de interés o “si mejora la percepción sobre la economía, lo que haría bajar el precio de los activos más seguros, entre otras cosas porque si los inversores deciden que no hace falta tanta seguridad, los venden”, según explica Víctor Alvargonzález. En este entorno es importante la duración de la cartera. Aquí los expertos tienen diferentes opiniones.

Carteras

En Dekabank creen que en deuda alemana, las carteras más atractivas son las que tienen vencimientos a 7 u 8 años porque “aún pueden beneficiarse de una mayor pendiente de la curva”. Eduardo Antón preferiría los plazos más cortos, y Joaquín González-Llamazares el largo plazo porque “el corto puede seguir afectado por la retirada de estímulos por parte del BCE”. En bonos de EEUU la apuesta más clara es por fondos de deuda a corto plazo porque los tipos a largo están más expuestos a mayores expectativas de inflación por la caída del dólar.

Y una vez decidido el plazo, ¿deuda pública o corporativa? Aquí los expertos coinciden: prefieren fondos de bonos corporativos, aunque no se esperan las revalorizaciones del pasado año. Eduardo Antón destaca dos fondos interesantes, Invesco Euro Corporate Bond (Alemania) y Goldman Sachs Global High Yield (EEUU). Al responsable de renta fija de DWS Investments le gusta también más la renta fija privada, sobre todo del sector financiero, pero entre sus opciones hay fondos de deuda pública como DWS Dinero Gobiernos AAA (Alemania) y DWS Invest US Dollar Goverment Bonds (EEUU). La elección de Antonio Borrás sería Pimco Global Investment Grade Credit (EEUU).

Otro factor clave es la moneda, más aún en plena “guerra de divisas”. En el caso de los fondos de deuda alemana, esta batalla les ha afectado menos porque el efecto de un euro fuerte se ha mitigado reforzando las ventajas competitivas, según explican desde Dekabank. Para las inversiones en dólares el asunto se complica para un ahorrador español. Miguel Ángel García, director de inversiones de Banca Patrimonial Banca March, explica que “desde el punto de vista de un inversor en euros no se puede considerar la inversión en bonos americanos en dólares conservadora por la fluctuación de la divisa. En lo que va de año el dólar ha estado en un máximo de 1,19 dólares por euro y un mínimo de 1,44, lo que supone un 21% de fluctuación”.

Profesionales

Lo más leído