¿Seguirán las “small & mid cap” europeas disfrutando de las buenas condiciones de mercado en 2014?


Las “small & mid cap” europeas (empresas con una capitalización bursátil comprendida entre los 300 y los 7.000 millones de euros) presentan muchas ventajas, destacando su capacidad de innovación y su reactividad. Esta capacidad de innovación les convierte en unos socios privilegiados para las empresas de mayor capitalización. Dentro del sector del automóvil, sobre todo, los fabricantes de equipos son actualmente una fuente de numerosas y constantes innovaciones tecnológicas, centrándose los fabricantes de automóviles en el diseño de los vehículos.

Su reactividad les convierte en unos actores privilegiados a la hora de incorporar las últimas tendencias, tales como las ventas por internet (Asos: venta de ropa por internet), internet móvil (Opera Software: buscador específico para móviles), la mayor complejidad de los medios de pago (Ingenico: terminales de pago).

Igualmente, dentro de la clase de activos “small & mid cap” encontramos muchas empresas que aprovechan nichos de mercado. Estos nichos de mercado son con frecuencia actividades relegadas por las grandes corporaciones, teniendo de hecho las “small & mid cap” cuotas importantes de mercado y por tanto capacidad para la fijación de precios con respecto a sus clientes y proveedores. Así, por ejemplo, la empresa alemana Duerr, fabricante de cabinas de pintura sobre todo para la industria automovilística, tiene una cuota del mercado global del 60% frente a una cuota del mercado mundial de Volkswagen, ¡que se limita al 11%!

Al contrario de lo que se suele pensar, sus balances no tienen por qué ser menos sólidos que los de las empresas de mayor capitalización. Tras la crisis de 2008 y habida cuenta de su voluntad de no depender de la financiación bancaria, su situación patrimonial desde entonces es muy sólida. Además, tienen un alto grado de internacionalización, permitiéndoles así beneficiarse de la dinámica mundial de crecimiento. A pesar de la reciente desaceleración sufrida, los países emergentes siguen disfrutando de unas tasas de crecimiento económico mayores que en los países más desarrollados.

2013 ha resultado ser un año excelente para las empresas de pequeña y mediana capitalización europeas, con un +26,7% registrado por el índice Stoxx Small 200 frente al +20,6% obtenido por el Stoxx 600. Con una ventaja de seis puntos sobre el índice “large cap”, las “small & mid cap” han demostrado una vez más su atractivo incluso en tiempos de desaceleración mundial… 2013 se añade así a los 10 años de mayor rentabilidad de las “small & mid cap” sobre las “large cap” desde el año 2000, siendo las únicas excepciones los años 2007, 2008 y 2011, en los cuales registraron una rentabilidad ligeramente inferior a la obtenida por las empresas de mayor capitalización.

2014 debería seguir en la misma línea. En el caso de producirse la recuperación económica mundial, aunque fuera débil, las “small & mid cap” deberían seguir demostrando su atractivo. En efecto, esta clase de activos incluye a muchas empresas del sector de los bienes y servicios industriales que deberían beneficiarse de esta recuperación (Norma, fabricante de equipos para automóviles; Fenner: cintas transportadoras para la extracción de minerales o también Mori Seiki, líder mundial en el mercado de las máquinas-herramienta). Finalmente, todas sus ventajas (posicionamiento de nicho de mercado, capacidad de adaptación, exposición internacional, balance sólido…) deberían permitirles seguir ofreciendo unas rentabilidades operativas sólidas. Nos corresponde, como selectores de valores, ¡descubrir las grandes empresas del mañana!

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído