Tags: Renta Fija |

Seguimos apostando por el crédito global en 2020


TRIBUNA  de Patrick Vogel, gestor de Crédito, Schroders. Comentario patrocinado por Schroders.

El fondo Schroder ISF* Global Credit Income cumple tres años y a lo largo de este tiempo hemos asistido a un cambio en las políticas monetarias de los bancos centrales, pasando de posiciones duras a políticas acomodaticias. Además de las idas y venidas de la política monetaria global, la deriva geopolítica no ha sido menos impactante, y a ello hay que unir los vaivenes del crédito. Pese a todo, hemos sido capaces de acumular una rentabilidad del 10,3% a finales del año 2019, siguiendo una estrategia de inversión en crédito global sin restricciones. En estos años, ha habido cuatro factores que han contribuido al éxito de la estrategia:

  • En 2019 comenzamos a poner el foco en el mercado investment grade de EE.UU, animados por la resistencia de la economía estadounidense gracias a su enfoque nacional. De hecho, nos hemos centrado en la banca y también en el sector salud y tecnológico. 
  • Por otro lado, la integración de los criterios ASG en la cartera ha sido clave. En efecto, hemos alcanzado un punto de no retorno y la inclusión de la sostenibilidad es ineludible dados los retos a los que se enfrenta la economía global.
  • Aunque muchas economías están empezando a mostrar signos de desaceleración, especialmente aquellas que dependen de las exportaciones y de la producción de bienes, no deja de ser sorprendente que otras regiones, como Reino Unido o ciertos países emergentes, estén empezando a mostrar signos de estabilización. En este sentido, queremos destacar, una vez más, la amplia diversidad que existe dentro de los emergentes.No nos cansamos de decir que la deuda emergente es muy diversa y variada y existen países, sectores, compañías… con muy buenos fundamentales. Así, por ejemplo, a pesar de que el populismo ha hecho estragos en algunos emergentes, hemos registrado algunos indicios positivos en Brasil.
  • Por último, centrarnos en algunos sectores como el de salud, los bienes inmuebles, o la tecnología nos ha permitido ofrecer en los últimos tres años una rentabilidad anualizada del 5,9% y una gestión eficaz del riesgo. Vale la pena destacar el sector inmobiliario europeo como uno de los que está registrando mayores posiciones, favorecido por tendencias como la búsqueda de rentabilidad en un escenario de bajos tipos de interés o el creciente interés de los milenials por vivir en las ciudades, que ha hecho que muchos propietarios pongan sus bienes en el mercado. Sin embargo, en este camino también nos hemos encontrado con algunas dificultades. Así, por ejemplo, en el ámbito de los bonos, hemos empezado a atisbar problemas en el mercado de préstamos. Uno de los posibles impactos que vemos es que muchas empresas que están teniendo problemas a la hora de financiarse, se están dirigiendo al mercado de bonos de alto rendimiento, algo que podría tener algún impacto negativo.

De hecho, pensamos que los inversores deben seguir siendo cautelosos con este espacio, dado el gran apalancamiento que se ha incorporado para ayudar a financiar las adquisiciones de capital privado. Otro gran impacto es que muchas empresas que habrían buscado financiación en el mercado de préstamos podrían estar pasando al mercado de bonos de alto rendimiento en su lugar, lo que podría aumentar la oferta y actuar como una técnica negativa.

Pensamos que nuestra estrategia de flexibilidad, diversidad y de reducción de los riesgos ha funcionado bien. Y seguiremos confiando en las industrias de salud, bienes inmuebles y tecnología, que tan buenos resultados nos han proporcionado hasta la fecha.

Schroders

Si desea obtener más información pinche aquí.


Información importante:
*Schroder International Selection Fund se denomina Schroder ISF en este documento.
Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Las previsiones recogidas en el documento están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos.
Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A. Sucursal registrada en España- Calle Pinar, 7, 4º planta, 28006 Madrid, España.

Profesionales
Empresas

Lo más leído