SEB incluirá una versión defensiva de su UCITS de retorno absoluto


Apenas dos meses después del registro en España de su fondo SEB Asset Selection, un producto de rentabilidad absoluta con formato UCITS III y liquidez diaria que toma posiciones cortas y largas en renta variable, renta fija, divisas e índices de materias primas globales, la gestora escandinava SEB Asset Management se plantea lanzar en breve una versión más defensiva del mismo. “Si la volatilidad del producto original es del 10% de media, la de la nueva versión es del 5%”, asegura Daniel Rubio, de la agencia de valores Capital Strategies, representante en España de SEB. Desde la gestora, que cuenta con activos totales de 127.000 millones de euros de los cuales 12.000 están en el universo alternativo, piensan asimismo en una versión más oportunista y con una volatilidad del 20%, aunque no estará disponible en España.

La descorrelación con los mercados es uno de los puntos fuertes del fondo SEB Asset Selection, lanzado en octubre de 2006 en Luxemburgo y cuya filosofía consiste principalmente en evitar pérdidas, aunando los aspectos positivos de la gestión alternativa y la tradicional. Su gestor, Hans-Olov Bornemann, explica que eligieron el formato UCITS con el objetivo acercar la gestión alternativa al inversor individual, mucho antes de que los escándalos de Madoff o las incertidumbres en los mercados tras la caída de Lehman Brothers llevaran a otros hedge funds a refugiarse en esta marca para captar el interés de los inversores. Por eso es uno de los fondos UCITS de retorno absoluto más antiguos del mercado, y el primero de estrategia CTA/managed futures. “Nos anticipamos a la tendencia actual, donde se ve un rápido crecimiento de este formato”, asegura Bornemann. Además, el producto figura en el top 20 mundial de hedge funds y es el segundo mayor hedge UCITS, con 1.400 millones de euros en activos bajo gestión. “Lo más importante es la habilidad de enfocarnos en el futuro y se puede hacer bien con esta normativa”, asegura.

Necesidad de tendencia en los mercados

Con todo, el gestor reconoce que el producto necesita que haya tendencia en los mercados. “No podemos generar dinero todo el tiempo”, aludiendo al efecto negativo que tuvo la falta de tendencia en los bonos, divisas y commodities el año pasado, pese al rebote bursátil, y que hizo caer al fondo el 1,85%. Preguntado sobre las perspectivas para 2010, asegura que es duro de preveer y no descarta que ocurra lo mismo. “No sabemos qué pasará, si volverán a carecer de tendencia, si bien nuestro modelo cuantitativo dinámico está ajustado a los mercados y tratará de crear valor en comparación con otros activos”, asegura.

Con todo, de aquí a los próximos tres meses, confía en la subida de renta variable y fija, pues el fondo está posicionado alcista en bolsa, con un 40% de exposición larga y también a bonos, si bien únicamente a corto plazo, pues a largo temen una subida de la inflación. “Aunque normalmente la correlación en ambos activos es contraria, en este momento estamos largos en ambos”, asegura el gestor. La exposición a commodities es menor al 5% y en divisas apuestan por un declive de las europeas debido a las incertidumbres en Grecia.

Con una selección activa y moderna, el fondo utiliza un modelo de inversión propio cuantitativo que determina el posicionamiento de la cartera en cada momento, minimizando el riesgo de interferencia emocional. Su liquidez es diaria y cuenta con gran flexibilidad y dinamismo: como prueba, el trading intradía asciende al 20% de sus activos netos. “Los costes de transacciones son insignificantes en relación con el alfa que podemos generar”, asegura Bornemann. Precisamente, sus mejores resultados se han conseguido en los años más difíciles para los mercados: en 2007, el fondo ganó un 9,07% y en 2008 se apuntó una subida del 24,46%. Y todo, con una gestión de riesgos muy presente en cada paso del proceso de inversión.

“Comprar el valor A o B es una decisión de inversión poco importante, y es en lo que se centran la mayoría de los gestores; pero decidir si debes tomar una posición larga o corta es lo realmente importante, junto a la asignación de activos”, explica Bornemann. El fondo tiene un objetivo de retorno absoluto anual igual al tipo de interés sin riesgo más el 5%.

Lo más leído