SEB European Small Caps Fund: las mejores cosas vienen en frascos pequeños...


TRIBUNA de Nicholas Burdett, director de Producto y Análisis, Capital Strategies Partners. Comentario patrocinado por Capital Strategies Partners.

Los inversores de renta variable europea han visto disminuir el crecimiento (tanto esperado como realizado) en Europa durante la última década. Sin embargo, las pequeñas empresas que se encuentran en etapas primerizas de su desarrollo han resistido esta tendencia creciendo más rápido que las empresas de gran capitalización. Además, han sido más flexibles a la hora de adaptarse a los cambios dentro de sus industrias. Pero aún así, ¿por qué deben los inversores agregar exposición a estas empresas en el contexto actual?

Además de la gran cantidad de apoyos anunciados, implementados y por implementar por parte de bancos centrales y gobiernos y ante la posible llegada de una vacuna COVID-19 en los próximos meses, creemos que hay más argumentos convincentes que enumeramos a continuación.

1- Vivimos en un mundo de bajo crecimiento, por lo que la principal ventaja de invertir en acciones de pequeña capitalización radica en el potencial de crecimiento a largo plazo que no logran las empresas con grandes capitalizaciones de mercado. Según la gestora escandinava SEB, el crecimiento esperado de los beneficios en 2021 es del +14,5% para las empresas de pequeña capitalización frente al +8,7% para las de grande capitalización. El consenso de crecimiento esperado para las empresas en cartera es del +30,9% y este crecimiento superior de los beneficios es lo que impulsaría un rendimiento superior.

2- El espacio ofrece un terreno fértil de oportunidades. Aproximadamente el 94% de todas las acciones en Europa son de pequeña capitalización de mercado por debajo del umbral de inversión del fondo que es de 5.000 millones de euros. La asignación de activos ajustada por capitalización bursátil a este segmento debería estar entre el 15% y el 20% y ningún índice cubre de manera eficiente el universo de pequeña capitalización. El universo está formado por unas 3.000 empresas.

3- El promedio de cobertura de analistas cae a medida que disminuye la capitalización bursátil de una sociedad y esto conduce a un análisis menos exhaustivo y, en algunos casos, a ineficiencias de precios. Las acciones de la cartera de SEB tienden a tener menos de cinco analistas que cubren la empresa, lo que sugiere precios menos eficientes.

Lars Knudsen y Anders Knudsen, los gestores del fondo, cuentan con más de 30 años de experiencia combinada en el sector. El fondo tiene una calificación de cinco estrellas de Morningstar e invierte en empresas (i) que tienen un crecimiento de beneficios sostenible, (ii) que pueden resistir caídas en el ciclo económico, (iii) que demuestran características de capitalización en términos de rendimiento empresarial y, finalmente, (iv) que buscan líderes de mercado, operando en nichos, impulsando la innovación de productos.

4-Las empresas más pequeñas a menudo se centran en nichos u operan en un solo país. Esto significa que pueden desacoplarse hasta cierto punto y tener éxito en un entorno económico generalmente difícil. En general, las empresas de pequeña capitalización dependen menos de las tendencias macroeconómicas mundiales. Están impulsados ​​por problemas de nivel micro que son difíciles de encontrar en las empresas de gran capitalización y tradicionalmente tienen un enfoque más regional. El crecimiento del PIB mundial y la globalización se han desacelerado desde que aumentó la tensión entre China y Estados Unidos y la llegada del COVID-19. Esto favorecerá inversiones con carácter regional.

5- El sector de pequeña capitalización europea goza de valoraciones relativas atractivas, especialmente si se tiene en cuenta su fuerte perfil de crecimiento. La relación precio/beneficio (o P/E por sus siglas en inglés) ajustada positiva estimada para el índice MSCI Europe Small Caps Net Return de 16,04 para 2021 está en línea con el del MSCI Europe que indica 15,64, así que a un nivel de valoración interesante. Debido a su crecimiento tradicionalmente más fuerte y una rentabilidad de capital empleado (o ROCE) más alta, el fondo tiene una prima en comparación a su índice de referencia. Además, la valoración de algunas grandes capitalizaciones europeas como bancos, empresas de servicios públicos o empresas de materias primas está disminuyendo, lo que se refleja en el nivel de valoración del índice.

6- Fuerte respaldo monetario y fiscal. La Comisión Europea ha propuesto un paquete de estímulo económico por valor de 750.000 millones de euros, combinado con una propuesta revisada para el próximo presupuesto a largo plazo de la UE (2021-2027). La UE también ha anunciado que contribuirá a la protección de las pequeñas y medianas empresas con el fin de proteger a las empresas europeas que se encuentran en desventaja en comparación con los competidores extranjeros subvencionados. La ola de estímulo fiscal debería beneficiar a las empresas europeas, en particular a las empresas más pequeñas con acceso a la ayuda.

7- La actividad de fusiones y adquisiciones se está recuperando a nivel mundial. Tras el COVID-19 y la contundente bajada del coste de financiamiento han aparecido oportunidades, especialmente para compradores estratégicos que buscan innovar y aumentar la rentabilidad, así como para fondos de capital privado que buscan poner su dinero a trabajar. Los primeros signos de recuperación se están manifestando particularmente en los sectores de tecnología (transformación digital) y sanitario como en activos distressed. Las empresas de pequeña y mediana capitalización suelen centrarse en un solo producto o servicio, lo que puede convertirlas en objetivos de adquisición atractivos para las empresas más grandes que buscan diversificarse aún más o para aquellas empresas que buscan construir una mayor escala.

Entonces, ¿por qué el SEB European Equity Small Caps Fund?

SEB es una de las instituciones financieras más grandes y respetadas de Escandinavia. Su gestora, SEB Asset Management, tiene activos por valor de más de 100.000 millones de euros, lo que la convierte en una de las más grandes de Europa. Se centra en productos nicho y soluciones a medida a gran escala basadas en nuestro concepto de boutiques múltiples: desde fondos del mercado monetario de bajo riesgo hasta productos de capital privado.

El SEB European Equity Small Caps Fund, lanzado en 1999, es un fondo long-only gestionado activamente que se centra en las acciones europeas de pequeña capitalización, con una capitalización de mercado inferior a 3.000 millones de euros. Los gerentes desempeñan un enfoque de selección fundamental en la intersección entre value y quality. Actualmente, dota de 245 millones de euros bajo gestión en una estrategia de alta convicción con aproximadamente 50 acciones.

En resumen, puede ser que en el corto plazo las acciones de pequeña capitalización estén sujetas a mayores fluctuaciones que las de las empresas más grandes, pero esta mayor volatilidad tiende a ser compensada por una mayor rentabilidad ajustada al riesgo. Si bien la confianza sigue siendo moderada en toda Europa, las valoraciones favorables y el impulso positivo de las ganancias, junto con la lenta pero inevitable mejora del contexto macroeconómico, brindan una oportunidad oportuna para invertir en empresas de pequeña capitalización europeas.

Profesionales
Empresas

Lo más leído