Se busca: Expertos en China para capitalizar su mayor importancia en los mercados globales


Los aspirantes a hacerse un hueco en el mundo de la gestión de activos harían bien en reforzar sus conocimientos de China porque entre los perfiles más demandados del momento están los expertos en la renta variable asiática.  

El pasado febrero el proveedor de índices MSCI anunció que aumentaría la ponderación de las acciones A de China en su índice de referencia MSCI Mercados Emergentes del 5% al 20% en un proceso de tres etapas que comenzará en mayo de este año. También aumentará el alcance de la inclusión al añadir compañías de capitalización media a un factor de inclusión del 20% en noviembre de 2019. Cuando el proceso se complete, representarán un 3,3% del índice de mercados emergentes. Lo que puede parecer como un suspiro testimonial en el índice está teniendo importantes consecuencias en la industria de la gestión de activos.

Los fondos pasivos serán los primeros en aumentar su exposición a las acciones A, por razones intrínsecas, pero los gestores activos también tomarán en mayor consideración el mercado chino, según defiende Andrew Graham, responsable de Asia de Martin Currie, filial de renta variable de Legg Mason. “Sería razonable asumir que la asignación de activos de los gestores activos de renta variable a acciones A de China también crezcan con el tiempo, ya estén gestionando fondos globales, asiáticos o chinos”, afirma.

Esto necesariamente obliga a reforzar los equipos de gestión y ya se están notando en la industria. Al menos así lo percibe William Chuang, gestor de Framlington Asia Select Income A Capitalisation USD, de Axa IM: “En los últimos años las gestoras globales han reforzado sus equipos de análisis local. Están más presentes en conferencias organizadas por el sell side así como en viajes”. Esto es, en su opinion, un mero reflejo del flujo creciente hacia el mercado doméstico desde 2017.

Para entrar en el mercado, el paso habitual es hacerlo de la mano de un socio local. Es el caso de Merian Global Investors, que en 2018 firmó un memorando de entendimiento con la china Ping An, una de las mayores aseguradoras del mundo. Tras ese acuerdo de colaboración Merian ha transferido las responsabilidades de gestión del Merian China Equity Fund a Ping An, para que el fondo se beneficie de sus capacidades locales. 

Porque a nivel de producto, las gestoras también se verán obligadas a mover ficha en consecuencia, como explicábamos en un artículo en el número de mayo de la revista de FundsPeople. Cuando se comience a ponderar el 100% de las acciones A, están supondrán un 40% del índice de emergentes. “Es natural que los inversores quieran manejar su exposición a China directamente”, apunta el equipo de renta variable de M&G, por lo que ven probable un mayor apetito por fondos específicos de China así como lanzamientos de fondos globales de emergentes exChina.

En lo que respecta a AXA IM, ya tienen en la parrilla de salida el Framlington All China Evolving Trends, que saldrá en junio de este año. Es un fondo de renta variable chino pero con un giro temático, orientado a captar las cinco tendencias seculars que ven interesantes. La idea, según explica Chuang, es invertir en la “Nueva” China. El lanzamiento es un paso más de la firma, que ya lleva invirtiendo en China 12 años a través de un acuerdo con uno de los bancos locales líderes, Shanghai Pudong Development Bank.

Los pioneros

Equipos como los de UBS Asset Management ya se adelantaron a la tendencia. Como cuenta Bin Shi, director de renta variable china de la gestora, ya tienen un equipo de ocho expertos en China dentro de su equipo global de mercados emergentes y con los recursos necesarios para colocarse por delante de la mayoría de sus homólogos.

Se nota que quienes ya fueron pioneros en los mercados emergentes han sido los primeros en tomar medidas concretas para prepararse para la nueva estructura del mercado. Es el caso de Aberdeen Standard Investments, quienes llevan invirtiendo en Asia desde los años 80. Según cuenta Álvaro Antón Luna, responsable de distribución para Iberia de la gestora, fueron los primeros en obtener la licencia QFII que permite invertir en acciones chinas clase A (desde 2014). Tienen presencia física en China con un equipo que habla mandarín. “De hecho, contamos con un equipo de 8 personas dedicadas exclusivamente al mercado chino en Hong Kong y Shanghái y llevamos a cabo más de 100 reuniones con compañías al año, todas en mandarín”, apunta Antón.

También están entre los primeros en tener acceso al mercado onshore de China el equipo de Fidelity International. Pero incluso antes de eso ya tenían analistas especializados en sus oficinas de Hong Kong y Shanghai. Según cuenta Catherine Yeung, directora de inversiones en renta variable - Asia Pacífico ex Japón de Fidelity International, tienen uno de los equipos de análisis buy side más grandes.

El equipo de JK Capital Management Ltd (La Française Group) también invierte en acciones A desde que se lanzó la plataforma Stock Connect entre Hong Kong y Shanghai en noviembre de 2014, según cuenta Fabrice Jacob, consejero delegado de la firma, y ya suponen una parte significativa de todas sus carteras de renta variable. Y esto se demuestra en la composición de su equipo de inversión, donde la mitad es de China continental.  

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente