Schroders trae a España un fondo que invierte en las mejores ideas de deuda corporativa de la firma


Schroders sigue incrementando su gama de fondos a la disposición del inversor español. En esta ocasión, la gestora ha registrado el Schroder ISF EURO Credit Conviction, un fondo lanzado el pasado 18 de diciembre que invierte en renta fija corporativa con grado de inversión, cuyo objetivo es batir en rentabilidad a los fondos de deuda corporativa de la zona euro. El producto invierte principalmente en bonos denominados en euros, así como en otros títulos tanto a tipo fijo como variable emitidos por empresas, gobiernos, organismos gubernamentales y entidades supranacionales de todo el mundo. Su índice de referencia es el iBoxx Euro Corporate BBB Index.  

La estrategia que guía la inversión consiste en centrarse en las mejores ideas que rastrea el equipo de deuda corporativa europeo de Schroders, en el marco de un proceso de inversión que combina un análisis propio top-down y bottom-up junto con temáticas de inversión que la gestora considera que “tendrán repercusión en los mercados de deuda corporativa europeos”. Una vez identificadas dichas temáticas, el equipo de analistas de deuda corporativa realiza un análisis exhaustivo para determinar qué empresas se pueden beneficiar de ellas a medida que se desarrollan. 

Para Peter Beckett, director de marketing internacional y para el Reino Unido de Schroders, dado que el panorama general de bajos tipos ha empujado a los inversores a la búsqueda de mayores rentabilidades dentro de la renta fija, “esta propuesta puede resultar atractiva para aquellos que busquen mayores niveles de rendimiento, pero que no pueden o quieren realizar una asignación a bonos con calificación inferior a grado de inversión”.

El gestor del fondo es Patrick Vogel (en la imagen), también responsable de deuda corporativa europea para la firma. En complementariedad con las observaciones de Beckett, Vogel considera que "mientras que las economías de la zona euro avanzan hacia una fase de estabilización propiciando un entorno más favorable para el crédito, estamos asistiendo a un entorno propicio para la deuda corporativa europea con oportunidades en este segmento, particularmente en aquellos bonos con rendimientos más elevados”. Asimismo, el gestor constata que en este entorno “las estrategias tradicionales de deuda corporativa pueden verse limitadas a la compra de bonos de bajo rendimiento, reduciendo la eficacia de las mejores ideas y, por tanto, los retornos que estos productos podrían generar”. Sin embargo “este fondo nos proporciona la flexibilidad necesaria para centrar nuestra estrategia en las oportunidades de inversión que ofrecen el mayor potencial de retornos”, concluye. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído