Schroders: “La deuda corporativa española saldrá reforzada tras el recorte de tipos”


Gareth Isaac, gestor del fondo Schroder ISF Euro Bond junto con Bob Jolly, da claves sobre la visión de Schroders sobre el mercado y qué estrategias están implementando en cartera para capturar la mayor rentabilidad posible dentro de la categoría de renta fija diversificada en la que se clasifica este fondo. Comienza explicando con qué premisas están trabajando. Destaca que el equipo de gestión mantiene la convicción de que este año “Estados Unidos y el Reino Unido superarán a la economía mundial en general y, por tanto, la subida de tipos de interés será inevitable”. 

No obstante, el gestor admite que “las inversiones clave para aprovechar esta temática —como las posiciones cortas en bonos estadounidenses y británicos y mantener posiciones en dólares estadounidenses frente a otras divisas— no han dado sus frutos”. “De todas formas, creemos que las tendencias desinflacionarias tanto en Estados Unidos como en Inglaterra están llegando a su fin”, continúa Isaacs, que también hace notar los primeros pasos del Banco de Inglaterra y la Reserva Federal para cambiar su discurso y preparar a los mercados para la fase inicial del endurecimiento de la política monetaria. 

Un punto de vista diferente tiene el equipo del Schroder ISF Euro Bond sobre la política monetaria del BCE. Su opinión es que “está todavía actuando de una manera demasiado cautelosa en cuanto a implementar una política monetaria más acomodaticia en la zona euro”. Van más lejos pues consideran que, a pesar de los recortes del tipo de interés y del tipo de los depósitos, “serán necesarias medidas acomodaticias conforme vaya avanzando el año”. 

Las principales estrategias de la cartera

¿Cómo ha reaccionado el equipo ante este panorama a dos velocidades? La respuesta de Isaac es sencilla: “Dado que las políticas monetarias de Estados Unidos y el Reino Unido comienzan a tomar rumbos distintos, priorizamos la exposición a los tipos europeos frente a los estadounidenses y los británicos, así como las posiciones cortas en el euro frente al dólar”.

No es la única pista que aporta Isaac sobre las estrategias que está siguiendo para posicionar la cartera de cara a estas temáticas. El gestor recuerda que la principal inversión del fondo se centra en bonos denominados en euros, emitidos por gobiernos y organismos gubernamentales, aunque también pueden invertir en deuda de compañías de todo el mundo. Las rentabilidades generadas por la cartera durante el mes de mayo se debieron, en gran medida, a la exposición a la deuda pública, que experimentó un repunte. “En particular, nuestra sobreponderación a la deuda española benefició a la cartera”, puntualiza Isaac.

“Las ganancias ayudaron a compensar los problemas presentados por nuestras posiciones cortas sobre la duración de los bonos estadounidenses y británicos”, añade. Aunque ha expuesto anteriormente sus dudas sobre estas estrategias, el equipo mantiene su convicción en las posiciones cortas de la cartera sobre la duración de los bonos estadounidenses y británicos. “Esperamos que estas economías sigan comportándose bien y que, en consecuencia, sus respectivos bancos centrales se verán obligados a preparar a los mercados para una subida de tipos”, concluye. 

La selección de deuda corporativa también contribuyó al rendimiento positivo. La cartera mantiene su posición sobreponderada en deuda española, de la cual el experto opina que “saldrá reforzada tras el recorte de tipos aplicado en la zona del euro”.  

La clave del éxito 

El fondo ha destacado por sus buenos ratios de sharpe y alfa. Isaac cree que la clave del éxito ha pasado por “un proceso de inversión sólido y en un fuerte equipo de renta fija”. Isaac explica con detalle los procesos que sigue el equipo para asegurarse de que las ideas en cartera funcionan: “Gestionamos nuestras carteras con una visión estratégica a medio plazo, teniendo en cuenta las temáticas que impulsarán a los mercados mundiales, no sólo a los locales. Gestionamos un pequeño número de estrategias de inversión en un momento dado y si vemos una temática potente, asignaremos una cantidad considerable de riesgo a esas estrategias. Tendemos a mantener esas temáticas y estrategias durante un periodo prolongado”. 

Isaacs afirma que “a menos que las tesis relativas a nuestras temáticas se desplomen, no procederemos a disminuir nuestras posiciones en las carteras, incluso si los mercados fluctúan en nuestra contra”. De ahí la insistencia en las ideas de inversión para beneficiarse de la próxima subida de tipos en EE.UU. y Reino Unido. El gestor defiende esta posición porque “permite mirar más allá del ruido del mercado a corto plazo y concentrarnos en generar rentabilidades constantes para nuestros clientes”.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas