Schroders descarta una recesión pero advierte de la debilidad del crecimiento en 2012


Los economistas de la gestora británica Schroders han reducido las previsiones de crecimiento global y también en Europa, pero descartan que se produzca una nueva recesión. Así, Keith Wade, economista jefe de la gestora, y Azad Zangana, economista para Europa, consideran que las condiciones previas a una recesión no se dan en el sentido de que el sector privado tiene unos flujos de caja sólidos y poca necesidad de hacer grandes recortes. Pero matizan en su informe que “el riesgo hoy viene del sector público que ha asumido la presión de la crisis financiera”.

 

Los expertos analizan la parálisis del crecimiento mundial en el segundo trimestre del año, ya que la actividad en Europa y Estados Unidos flaqueó mientras que Japón se mantuvo en recesión. “Hemos recortado nuestra previsión de crecimiento mundial al 3,1% este año sobre todo a consecuencia de una reducción del 0,8% en el crecimiento de EEUU hasta el 1,8%”, aseguran, y comentan que los mercados financieros están extrapolando la debilidad económica a la segunda mitad del año y más allá, viendo el comportamiento relativo de los mercados de renta variable y bonos.

 

Pero creen que, a pesar de esas preocupaciones que se manifiestan en los mercados, no habrá una nueva recesión. “Esperamos que el crecimiento se confirme en la segunda mitad del año  a medida que la distorsión en Japón desaparezca y que la restricción del gasto debido a la inflación disminuya tras la caída en los precios de las materias primas. El riesgo a corto plazo es que las empresas pospongan las decisiones de inversión debido a una pérdida de confianza”, dicen en su informe.

 

En su análisis, concluyen también que es probable que el crecimiento se tambalee de nuevo el año próximo debido a la restrictiva política fiscal y la continuación de la crisis del euro, que será un obstáculo para el crecimiento. “Teniendo en cuenta la falta de crecimiento del crédito en la economía resultante tras la crisis financiera, la recuperación es menos robusta y más vulnerable a los golpes que en ciclos pasado”, afirman.

 

Europa: menos margen para “marear la perdiz”

Con respecto a la zona euro, creen que las aguas siguen revueltas. “La falta de muchos detalles en el rescate griego versión 2.0 aumentó los miedos de que no se alcanzaría un acuerdo final. Mientras tanto, los políticos de la zona del euro se han ido de vacaciones a pesar del pánico de los mercados”. La gestora considera que, a pesar de las inyecciones de liquidez del BCE, “la crisis de deuda soberana unida a la ralentización del crecimiento del PIB en Estados Unidos y en Europa aseguran que continúe las ventas de los activos de riesgo”.

 

Con todo, también descartan una recesión: “Mirando hacia adelante, prevemos un crecimiento lento y desigual, pero no una recesión en la zona del euro como conjunto. En el campo político, esperamos que los líderes finalicen el rescate griego y mejoren el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF),  aunque seguimos lejos de una solución definitiva. Por ahora, todavía queda margen para "seguir mareando la perdiz", pero no demasiado.

Empresas

Lo más leído