Schroders compra Cazenove Capital por 500 millones de euros


La entidad británica Schroders ha llegado a un acuerdo para comprar Cazenove Capital según anunciaron esta mañana los consejos de ambas firmas. El acuerdo de adquisición supone valorar la compañía en 424 millones de libras (496 millones de euros).

En concreto, la adquisición costará algo más de 460 millones de euros, más 34 millones adicionales que Schoders tendrá que aportar en concepto de coste futuro de los acuerdos diferidos con los accionistas empleados de Cazenove. El presidente de Cazenove Capital, David Mayh, ha recomendado a sus accionistas que acepten la operación según la cual recibirán 135 peniques por cada acción ordinaria.  

Dicho acuerdo supondrá el fortalecimiento de las divisiones de banca privada, gestión de altos patrimonios y negocio de fondos de inversión de Schroders. Así, los 20.120 millones de euros en activos bajo gestión con los que cuenta Cazenove impulsarán el volumen gestionado por Schroders hasta 268.000 millones, tras añadir cerca de 6.000 millones a su área de fondos de inversión y crear un negocio de banca privada y gestión de altos patrimonios de 33.200 millones (con datos a cierre del año pasado). El pasado viernes, Schroders había confirmado que se encontraba "en conversaciones" con la entidad para su compra.

Aunque la operación aún está sujeta a la aprobación del regulador, ambas firmas han emitido comunicados en los que confirman el acuerdo. Según esos anuncios, el actual rango de fondos y responsabilidades de gestión de Cazenove pasarán a depender de Schroders, con los equipos de gestión de renta variable y fija europea y británica, así como el de multigestión y retorno absoluto, integrados en el futuro en el equipo de la firma compradora. En un comunicado, Cazenove explica que la idea es que no haya cambios en su  proceso de inversión, ni tampoco en sus objetivos y objetivos de rentabilidad, para minimizar el impacto que la operación pueda tener entre sus clientes.

En la unidad de banca privada, Schroders continuará utilizando el nombre de Cazenove. Además, el consejero delegado de Cazenove, Andrew Ross, será responsable de banca privada de Schroders en Reino Unido, y reportará al responsable de todo el negocio de banca privada del grupo, Philip Mallinckrodt.

“La compra crea una entidad de banca privada y un negocio de gestión de altos patrimonios líder e independiente y trae talento adicional para complementar las estrategias en renta variable europea y británica, multigestión y renta fija a la gestión de activos”, comentó el consejero delegado de Schroders, Michael Dobson, en el comunicado emitido.

A pesar de la integración de los equipos de gestión y del mantenimiento de la marca de Cazenove en banca privada, ambas entidades reconocen que habrá duplicidades en las infraestructuras y el negocio de distribución de fondos que tendrán que eliminarse. “Habrá inevitables duplicidades de recursos en ambos negocios”, decía Cazenove en su comunicado. De hecho, Schroders espera que la compra produzca economías de escala (sobre todo a través de las infraestructuras de distribución de fondos en Reino Unido) y estima sinergias de entre 12 y 15 millones de libras (14 y 18 millones de euros) de forma anual.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído