Schroders amplía su oferta en España con cinco nuevos fondos


Schroders ha registrado en la CNMV tres nuevos fondos de renta variable europea, global y norteamericana, uno de renta fija y otro de divisas. Se trata del: el Schroder ISF European Equity Focus, el Schroder ISF Global Demographic Opportunities, el Schroder ISF US Equity Alpha, y los productos Schroder ISF Currency Absolute Return  y Schroder ISF Euro Credit Duration Hedge. 

 

El Schroder ISF European Equity Focus es un fondo de renta variable europea gestionado por el mismo equipo que el Schroder ISF European Large Cap. A diferencia de éste, la cartera del Schroder ISF European Equity Focus no estará ligada a un índice de referencia y se concentrará en un máximo de 35 de las mejores ideas de los analistas del equipo. El objetivo según Rory Bateman, responsable de renta variable europea en Schroders y gestor de este fondo, es generar más alfa a través de una mayor concentración y menores restricciones. 

 

El Schroder ISF Global Demographic Opportunities es un fondo que invierte en acciones de compañías de todo el mundo que se beneficiarán del impacto positivo que las tendencias demográficas tendrán en la economía global. El fondo está gestionado por Juergen Lanzer y Charles Somers, que acumulan 25 años en los mercados de renta variable global y que forman parte del equipo de Virginie Maisonneuve, responsable de Renta Variable Internacional de Schroders. 

 

El Schroder ISF US Equity Alpha es un fondo de renta variable estadounidense que invierte en una cartera concentrada de acciones que ofrecen el mejor potencial de crecimiento futuro, desde el punto de vista del gestor. El fondo fue creado en diciembre de 2010 y está gestionado por Joanna Shatney, responsable de renta variable estadounidense de gran capitalización. 


El Schroder ISF1 Euro Credit Duration Hedged es un fondo de inversión en bonos corporativos en euros sin exposición a la duración de tipos de interés. Por su parte, el Schroder ISF Absolute Return Currency EUR tiene como objetivo generar rentabilidades superiores a las de los activos monetarios con bajo riesgo a través de carteras de divisas activamente gestionadas

 

Según apunta Carla Bergareche, directora general para España y Portugal, “en Schroders creemos que la renta variable es en este momento una interesante opción para aquellos inversores que busquen diversificar sus carteras hacia activos con mayor potencial de crecimiento y que se benefician de la recuperación económica y de algunas de las grandes tendencias que están definiendo la economía mundial, como es la demografía”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído