Schroder ISF Global High Yield. Cartera con baja sensibilidad a los tipos de interés


El Schroder ISF Global High Yield es un fondo lanzado en 2004. El producto de Schroders está gestionado desde la fecha por Wesley Sparks y Martha Metcalf. El objetivo del fondo es generar ingresos y lograr un crecimiento del capital invirtiendo como mínimo dos terceras partes de sus activos en bonos con una calificación crediticia por debajo de grado de inversión.  Los bonos pueden estar denominados en cualquier moneda y emitidos por gobiernos, organismos públicos, supranacionales y empresas privadas de todo el mundo. El fondo puede invertir hasta el 10% de sus activos en bonos convertibles contingentes. En circunstancias especiales, el producto puede invertir temporalmente hasta el 100% de su patrimonio en activos líquidos como depósitos bancarios, certificados de depósito, papeles comerciales o bonos del Estado, con el objetivo de gestionar el flujo de caja. El fondo puede utilizar derivados con fines de cobertura, gestión eficiente de la cartera y/o inversión.

usd_

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas