Schroder ISF EM Debt Absolute Return, la apuesta emergente


Este fondo tiene suficientes atractivos para recibir el Rating Morningstar de Notable, y debería servir bien a los inversores que buscan invertir en deuda emergente protegiendo el capital en las caídas del mercado.

Aunque tuvo una rentabilidad positiva aceptable en 2009, el fondo quedó rezagado frente a su categoría por cerca de un 15%. No obstante, en línea con el nombre del fondo, los gestores usan liquidez de forma defensiva para intentar obtener rentabilidades positivas cada año, lo que les diferencia de la mayoría. Aunque el posicionamiento defensivo lastró la rentabilidad del fondo en 2009, ayudó a batir a la media por un 16% en la crisis del 2008.

Esto tiene mucho que ver con los gestores al frente del fondo. Liderado por Geoff Blanning, el equipo de 4 miembros tiene una experiencia media de más de 17 años y ha permanecido estable durante más de 10 en Schroders. Cada gestor tiene responsabilidades geográficas según especialidad, lo que ha aportado una inusual continuidad y profundidad al conocimiento del mercado local. Se centran en deuda gubernamental más que en corporativa, pues reconocen que la primera es su especialidad.

Los miembros del equipo siguen un sólido proceso de inversión que presta escasa atención al índice de referencia. Consideran cuatro factores clave en sus análisis: fundamentales, medidas cuantitativas, momentum, y sentimiento de mercado. Los analistas llevan a cabo su propio análisis pero también utilizan otras fuentes de información como representantes del FMI, periodistas, negocios locales y directores de bancos. Invertirán, dentro de los controles de construcción de cartera, cuando la rentabilidad potencial sea alta en relación con los riesgos asociados, pero también mantendrán una posición en liquidez u otras inversiones defensivas.

La reciente actividad en la cartera pone de manifiesto este enfoque; habiendo capturado parte del rally de comienzos de 2009, reposicionaron la cartera defensivamente ya que veían los problemas en Grecia como síntomas de una crisis más amplia. En consecuencia, incrementaron su posición en liquidez hasta aproximadamente un 35% a 21 de Mayo de 2010 y recortaron la exposición a deuda extranjera (bonos emergentes emitidos en divisa no emergente como dólares) hasta menos del 5%. Tenían una importante posición en deuda emergente en divisa local (casi un 50% a 21 de Mayo), pero el riesgo de cambio estaba cubierto en su mayor parte. Tales posiciones lastraron el fondo durante el rally. Pero al contagiarse la crisis griega, el fondo superó a la media de la categoría desde el 1 de Marzo hasta el 31 de Mayo de 2010, lo que pone de manifiesto la capacidad del equipo para proteger capital.

Una advertencia: los gastos anuales del fondo (TER) son mucho más altos que la mediana de la categoría. Unos altos costes son siempre motivo de preocupación, y más aún en fondos de RF, donde la rentabilidad se ve fácilmente mermada por los costes. No obstante, la volatilidad de esta clase de activo y las importantes posiciones activas del fondo pueden compensar estos costes si se implementa de manera eficaz.

Puede consultar opiniones Morningstar sobre otros fondos dentro de esta lista

SUMARIO CINCO PILARES MORNINGSTAR

Personal: La estabilidad es un punto fuerte de este equipo formado por 4 gestores, habiendo trabajado juntos en Schroders cerca de 10 años.

Firma Gestora: El sistema de compensación e incentivos en Schroders alinea sus intereses con los de los inversores.

Proceso: El proceso es sensato y se basa en cuatro factores clave: fundamentales y valoración, sentimiento, indicadores técnicos, y análisis cuantitativo de los flujos de caja.

Performance: El fondo acabó en el último cuartil de rentabilidad en 2009, pero la rentabilidad a largo plazo ha sido sólida, superando a la media de su categoría desde lanzamiento.

Precio: Los gastos anuales del fondo son significativamente mayores que los de su categoría, hecho preocupante ya los gastos se notan aún más en fondos de RF.

Rol en Cartera

Complemento: este fondo es una buena opción para añadir exposición a mercados emergentes en una cartera.

 

Análisis de Javier Sáenz de Cenzano, CFA, director de Análisis de Fondos Morningstar Spain

Empresas

Lo más leído