Schroder GAIA CQS Credit, la última apuesta de la gestora británica


En agosto, Schroders registró en España un nuevo fondo de su plataforma GAIA, que ofrece en formato regulado fondos hasta ahora sólo disponibles como hedge funds. El Schroder GAIA CQS Credit está gestionado por la boutique británica CQS, fundada en 1999 y que cuenta con 10.800 millones de dólares en activos bajo gestión en estrategias de crédito, convertibles, deuda distressed, etc. Hasta ahora, se habían centrado en gestionar productos en formato off shore pero han dado el salto al mundo regulado y ya cuentan con dos fondos UCITS.

 

El que gestionan para Schroders es un fondo long-short de crédito, que invierte en deuda privada y CDS. El universo de inversión incluye emisiones tanto de alta calidad como high yield y se centran especialmente en Norteamérica y Europa. El fondo se gestiona activamente para limitar la exposición a tipos de interés y los CDS suelen ser el 80% de la cartera ya que, si bien, es un fondo long-short tiene tendencia a tener un mayor peso en posiciones cortas. De manera táctica, puede invertir en deuda de gobiernos y así lo hicieron este verano ante las dudas sobre la situación de Estados Unidos. En ese momento compraron CDS sobre el país.

 

La estrategia que ahora llega al mundo regulado cuenta con un track-record de dos años y medio y está gestionada por el mismo equipo, liderado por Simon Finch, y que en este tiempo ha obtenido una rentabilidad anualizada del 6,44% con una volatilidad del 3,78%. El fondo de Schroders registra desde su lanzamiento en mayo una subida del 7,89%. Según ha explicado Ritchie Oriol, especialista de producto de CQS en una reciente visita a Madrid, existe un 90% de coincidencia entre ambas carteras.

 

El fondo suele tener entre 30 y 50 posiciones en crédito, que analizan atendiendo al binomio riesgo/rentablidad. En su proceso de inversión, distinguen tres partes: por un lado buscan temas macro que afectan a la economía global y ven cómo pueden expresarlos a través de posiciones en crédito, esta parte suele ser el 80% de la cartera. Además, tienen una parte de análisis fundamental de crédito y otra en la que invierten más tácticamente acorde a noticias que puedan impactar a corto plazo en empresas que tengan en cartera.

 

Uno de los temas que actualmente tienen en cartera es, por ejemplo, el impacto que el débil crecimiento del PIB puede tener en compañías de consumo y para invertir en ello están cortos en empresas de papel, química, aerolíneas y publicidad. Excluyen de su universo de inversión sectores como el de servicios públicos en Estados Unidos porque consideran que está demasiado regulado y fragmentado como para obtener rentabilidad y, en general, buscan compañías con catalizadores que puedan aumentar su valor.

 

En los CDS usan los cinco años y trabajan con diez contrapartidas distintas con las que liquidan sus posiciones diariamente. Para gestionar la liquidez del fondo usan deuda gubernamental a muy corto plazo especialmente de Estados Unidos, Alemania y Reino Unido.

 

CQS tienen oficinas en Nueva York y Hong Kong y trabajan 230 personas en la gestora de los que un tercio son traders o gestores.

 

El fondo tieneun patrimonio actualmente de 185 millones de dólares y la SICAV de 978.6 millones de dólares.

Empresas

Noticias relacionadas