Saxo Bank: "En Grecia los sabios opinan y los necios deciden"


Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank, cree que el acuerdo alcanzado entre Grecia y la Troika "no se trata del último acto en esta crisis de la deuda griega, ya que la trama se va a ir desarrollando hasta alcanzar proporciones de auténtica tragedia griega hacia mayo o junio". Así, sus perspectivas macroeconómicas para la UE siguen pasando por un cónclave, una especia de “cumbre europea para acabar con todas las cumbres” por el miedo real a un derrumbe del sistema, según comenta en su último artículo.

 

Según el economista, no se van a tomar más decisiones importantes en la UE hasta la primera vuelta de las elecciones francesas el 22 de abril. "Así, el BCE puede seguir adoptando medidas provisionales de liquidez, pero no preveo ningún cambio político más allá de las soluciones encaminadas a posponer y disimular los problemas de Europa antes de las elecciones".

 

Sobre Francia, indica que el "gasto excesivo realizado por Sarkozy se está convirtiendo en un problema real. Existen nuevos informes económicos que indican que a Francia le costará al menos 10 años equilibrar sus presupuestos – (¡Y que nadie mencione las estrictas condiciones del pacto fiscal, por favor!".

 

"Me parece importante señalar que me muestro optimista respecto de las perspectivas de Europa: crecimiento, empleo y mercados de valores, pero solo después de haber tomado medidas realistas y no soluciones irreales basadas en la emisión de más moneda. Puede que lo que veamos en las portadas dentro de unas semanas sea una tragedia griega, pero también será el comienzo de algo mejor, algo nuevo", apostilla.
 

Empresas