Tags: Negocio gestoras | ETF |

Sasha Evers (BNY Mellon): “Dicen que la gestión pasiva es más eficiente, pero la historia demuestra que no es así”


BNY Mellon IM ha conseguido posicionarse en España como una de las 10 gestoras con mejor imagen de marca entre los selectores de fondos, una posición de privilegio de la que no disfruta en otros mercados europeos. Lo han logrado con un equipo formado por ocho profesionales al frente del cual se sitúa Sasha Evers quien, además de ser director general para Iberia, recientemente ha sido nombrado responsable para Latinoamérica, una prueba más de la confianza que la firma mantiene depositada en la labor que desarrolla la oficina española. El gran objetivo que le han encomendado al otro lado del Atlántico está muy claro: consolidar su presencia en Chile y hacer un mayor esfuerzo en Perú y Colombia para diversificar geográficamente el negocio y también las ventas a nivel de producto. “Allí no compran fondos multiactivos, de retorno absoluto o globales, como sucede en España. Prefieren productos regionales, principalmente de mercados emergentes. Para nosotros esto es muy interesante porque nos permite diversificar las ventas”, afirma en una entrevista con Funds People.

El hecho de poder cruzar el charco de manera periódica también le permite a Evers observar de primera mano algunas tendencias que se están produciendo en el mundo, sobre todo en el ámbito institucional, donde BNY Mellon IM está centrando el negocio. Una de ellas es la cada vez mayor sensibilidad de los inversores institucionales a las comisiones, un fenómeno que se está apreciando claramente en Chile, donde existe una importante presión política en lo que respecta a las rentabilidades generadas por los fondos de pensiones del país. “En términos generales, estamos asistiendo a una cierta presión en comisiones, pero ésta es relativa. En estrategias que funcionan bien, cumplen sus objetivos y baten consistentemente a los índices, esa presión no existe. En aquellas que no cumplen, sí. Donde existe una mayor presión de comisiones es donde es más difícil generar alfa. De ahí la tendencia de los clientes a apostar por estrategias indexadas en mercados como, por ejemplo, el americano, donde a los gestores les ha resultado muy difícil batir al S&P 500”, explica.

Sin embargo, Evers también considera fundamental tener en cuenta el contexto. “Venimos de ocho años de bolsas básicamente alcistas. Se trata de uno de los ciclos más largos de la historia, un periodo en el que la gestión indexada ha funcionado bastante bien. El problema es el futuro. La gestión indexada tiene su papel, pero no es una solución mágica en todos los entornos de mercado, sobre todo en un momento en el que las valoraciones han corrido mucho. Si hay exceso de valoración, los índices te empujan a comprar caro. Lo vimos en el año 2000, con la burbuja tecnológica, o en el 2008, cuando estalló la crisis financiera. En renta variable, cuando tienes una burbuja en acciones, PER muy altos se ven reflejados en cotizaciones más elevadas. Es el problema de la gestión indexada. Dicen que es eficiente pero la historia demuestra que no es así. Posiblemente, la próxima vez que asistamos a un descalabro bursátil, las compañías que presenten los mayores excesos serán aquellas que cuenten con un mayor peso en los índices”, asevera.

En su opinión, sería interesante hacer una labor explicativa y divulgativa sobre este tema, ya que el inversor no siempre es consciente de los riesgos de la indexación, sobre todo en un momento en el que los bancos centrales han inflado el precio de los activos financieros, sobre todo en renta fija, donde Evers considera que no se puede hablar de gestión pasiva como tal. “Las emisiones que están en los índices son muchas y no todas son comparables. Además, hay que tener en cuenta que invertir en ellas significa exponerse a aquellos países o compañías más endeudadas. Cada vez que el emisor emite deuda, su peso en el índice aumenta. Desde el punto de vista de la inversión, no tiene sentido. No se está teniendo en cuenta el riesgo. No solo hay que analizar a los fondos indexados desde un punto de vista de la rentabilidad, sino que también medirlos desde el prisma del riesgo. En renta variable hay estrategias menos volátiles y con menos drawdowns que, sin duda, son más interesantes que pueden ser más aptos para las carteras, que captura el 100% de la caída”.

Los flujos no muestran una tendencia claraf

Según el director general de BNY Mellon IM para Iberia y Latinoamérica, todo esto cobra una mayor relevancia en un momento de mercado como el actual, en el que  asistimos a continuos periodos de risk on/risk off. “Está siendo un año de entradas y salidas, en el que no apreciamos una tendencia clara. Hay clientes que están reduciendo el riesgo en las carteras y otros que lo están aumentando. Se están produciendo movimientos de todo tipo. Nosotros tenemos productos que se benefician de un entorno de risk on y risk off. En este momento, vemos más interés por estrategias vinculadas a los mercados emergentes, sobre todo a los de renta fija. Tiene sentido, ya que es uno de los pocos lugares en los que las valoraciones no están caras. Son países que están creciendo, cuyos balances han mejorado, que se están viendo beneficiados por la estabilidad de las materias primas y que, en algunos casos, tienen margen para bajar tipos. Además, todo apunta a que el endurecimiento de la política monetaria de la Fed será gradual, por lo que el impacto en los emergentes será limitado. Eso sí: hay que ser selectivo”.

Algunos consejos

Uno de los consejos que Evers da a sus clientes en este entorno es no recurrir al market timing. “Hacer una asignación táctica en estos momentos es complicado. Tratar de generar rentabilidad así es un juego muy difícil. El entorno de risk on/risk off va a seguir. El ciclo está bastante maduro y, en este contexto, hay que ser cauteloso ya que, habitualmente, cuando los mercados están en este punto del ciclo, la volatilidad aumenta. Lo estamos viendo en las divisas. Lo curioso es que en renta variable todavía no ha sucedido, pero al final se producirá una reversión a la media y llegará. No hay soluciones fáciles en este entorno. La gestión activa tiene que tener un papel clave. Aquellos gestores que verdaderamente lo puedan hacer bien en mercados laterales o bajistas con estrategias que se comporten bien a lo largo de un ciclo completo pueden proteger patrimonio cuando vienen mal dadas. Los stock pickers y los bond pickers deberían empezar a destacar”.

El modelo, clave

Una de las ventajas de BNY Mellon IM es el modelo multiboutique. “Nos gusta definirnos como la multiboutique más grande del mundo. Nuestro modelo es algo único, que constantemente estamos perfeccionando. Lo que está emergiendo ahora en la industria es una combinación de jugadores grandes y pequeños. Éstos últimos no aspiran a tener una estructura global. Nosotros somos un modelo combinado de los dos: un grupo grande, sólido (el hecho de ser el mayor banco custodio del mundo nos aporta esa solidez), que tenemos una presencia global y que contamos con los recursos para hacerlo. A la vez, somos una entidad con la flexibilidad de la boutique en lo que respecta a la especialización, una característica que es justo lo que están demandando los inversores. Cuando vemos a clientes quieren que tengas expertise en las soluciones que ofreces. Demandan especialización y solidez. Nosotros no tenemos fondos sectoriales. No vamos a la moda. Analizamos cuál es nuestro expertise y lanzamos productos en línea con él. El caso del BNY Mellon Global Short Dated High Yield, que se basa en una estrategia que gestiona Insight desde 2009, es un buen ejemplo”, revela.

Nuevas iniciativas

En ese constante desarrollo y perfeccionamiento del modelo, en la gestora están poniendo en marcha distintas iniciativas para acercarse más al cliente. En la oficina española, por ejemplo, están extendiendo los roadshows por España (siempre habían ido a Madrid, Barcelona y Bilbao, pero ahora lo han ampliado a ciudades como Valencia, Vigo o Zaragoza). Al mismo tiempo, Evers destaca los eventos con agentes, banqueros y EAFI que están haciendo por España, iniciativas para las que, de cara al futuro, se muestra receptivo a seguir realizando con sus socios. También pone en valor la presencia que han ganado en los medios de comunicación. “Somos la única gestora que tiene una persona interna (Ana Curto) dedicada exclusivamente a la comunicación. Esto nos ha permitido mejorar el contenido y nos está dando muy buenos resultados para llegar al cliente final”, afirma. Asimismo, en la entidad tienen la intención de ser más digitales, para lo que han potenciado su página web, así como estar más presentes en redes sociales. Todo ello con el objetivo de estar más cerca del cliente final.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído