Santander reordena su gama de perfilados para la banca privada


Reordenarla, adaptarla a los tiempos que corren y aproximarla al cliente son los tres objetivos que persigue el grupo Santander con su última reordenación de su gama dirigida exclusivamente para los clientes de banca privada.

Como resultado del cambio, surgen los Santander PB Cartera 20, 40, 60 y 90, cuatro fondos diferenciados por el perfil de riesgo medido por su exposición máxima a bolsa; y dos productos flexibles, el Santander PB Cartera Flexible 30 y el Santander PB Cartera 95, que se amolda con mayor agilidad a los movimientos de mercado. El primero de los flexibles es un fondo de nueva creación y el segundo sale de la fusión de los antiguos Santander PB Cartera Agresiva y Santander PB Cartera Selección.

En cuestión numérica, la entidad pasa de tener ocho productos a siete con marca propia para banca privada, los Santander PB Cartera, originarios todos ellos de la gestora de Banif. El fondo eliminado es el Santander PB Cartera Emergente que, junto al Santander BRIC y el Santander Emergente Europa, son absorbidos por el Santander Selección RV Emergente de la gama SAM. De esta manera, la oferta de emergentes de SAM España se reduce a éste último producto y al Santander Acciones Latinoamericanas.

Perfilados y flexibles

Las dos gamas, la de perfilados y los flexibles, son fondos de fondos de asset allocation, flexibles y multiactivos, con exposición global aunque con un mayor sesgo europeo. Los pilares de su gestión están en esa asignación de activos y en la selección de fondos, esta última coordinada entre el equipo de Londres y España de Santander AM. Otros puntos fuertes de estos productos son la diversificación, la gestión activa, su relación rentabilidad/riesgo y las ideas de convicción.

Las carteras flexibles sigue un asset allocation más flexible/táctico, se lanza con dos únicos perfiles, uno más conservador y otro más dinámico con exposición máxima a renta variable del 30% y 95%, respectivamente. Se estima que la exposición media de uno y otro sea del 15% y el 50%, respectivamente. A estos productos los definene como “convicción y oportunismo para un cliente sofisticado”. Su objetivo, ser flexibles y encontrar las mejores ideas sin la limitación de un benchmark.

Por su parte, en los cuatro perfilados, se intenta dar una solución de inversión adecuada al perfil de riesgo de cada cliente, con una exposición a bolsa acotada del 20%, 40%, 60% y 90%. Un equilibrio entre estabilidad y crecimiento patrimonial, destacan, en donde se combina la gestión tradicional y la alternativa.

Alvaro Galiñanes, con más de ocho años en la firma, es el responsable de gestión discrecional de carteras de fondos en Santander Private Banking España. 

"Su misión es posicionarse como producto de referencia dentro del mundo de la banca privada", comenta Íñigo Gallastegui, director de Producto y Marketing de Santander Private Banking España. Por el momento, su patrimonio ya supera la barrera de los 1.000 millones de euros, cifra que no solo esperan mantener, sino incrementar notablemente. 

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído