Tags: Lanzamientos |

Santander lanza clases de reparto de sus principales estrategias en renta variable


Santander Acciones Españolas y Santander Dividendo Europa cuentan con nuevas clases de participaciones. La gestora acaba de registrar en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la clase D, cuya particularidad es el reparto de rentas.

La creación de una clase de reparto responde, según Ana Rivero, responsable de Producto y Market Intelligence deSantander Asset Management España, “a las necesidades de aquellos clientes que buscan recibir una renta derivada de los dividendos obtenidos por las acciones invertidas en cartera, además de optar a beneficiarse de la subida potencial de la renta variable en el medio plazo”. Asimismo, indica que estas clases se dirigen a inversores de perfil decididos, que quieren invertir en bolsa, pero buscan además un complemento a esa inversión vía dividendo.

Según explica el folleto informativo de sendos fondos, a los partícipes de estos productos que hayan invertido en esta clase se les abonará semestralmente, en concepto de dividendo, un porcentaje variable sometido a la retención legalmente vigente. “El derecho al cobro del dividendo lo devengarán los partícipes que lo sean a fecha 15 de junio y el 15 de diciembre de cada año”, especifican.

En este sentido, indica el folleto, “los resultados que podrán distribuirse serán los rendimientos de capital devengados por valores mobiliarios y activos financieros, los incrementos de patrimonio realizados o no, siempre que se hayan reconocido en el resultado del ejercicio presente y que exista liquidez suficiente para distribuir dichos resultados”.

Por otro lado, se recuerda que los beneficios distribuidos estarán sometidos a retención del 19% y tributan en el impuesto sobre la renta de las personas físicas formando parte de la base liquidable del ahorro. La base liquidable del ahorro, en la parte que no corresponda, en su caso, con el mínimo personal y familiar a que se refiere la Ley del IRPF, tributará al tipo del 19% los primeros 6.000€, del 21% desde esa cifra hasta los 50.000€ y del 23% a partir de 50.000€.

Esta clase, al igual que la B, exige un mínimo de inversión de 20.000 euros y está sujeto a una comisión de gestión y depositario aplicada directamente al fondo de un 1,95% en el fondo de bolsa española y un 1,55% en el fondo de bolsa europea.

Además, en el Santander Acciones Españolas existen la clase A, C y la clase Cartera, requiriendo la primera el menor mínimo de inversión, 500 euros, la segunda 100.000 euros y la última una sola participación, aunque está dirigida exclusivamente a clientes que hayan suscrito un contrato de gestión discrecional de carteras con SAM o con otras entidades habilitadas que hayan encomendado a SAM la gestión de dichas carteras.

El Santander Dividendo Europa, a parte de la B y la nueva clase D, solo tiene una clase A, cuyo mínimo de inversión asciende a 500 euros y la suma de comisiones al 2,05%.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente