Santander: “La reforma fiscal de Chile contribuirá al crecimiento a largo plazo”


Latinoamérica es protagonista esta semana en Madrid con el 16º Foro Latibex, en el que se ha analizado la situación macroeconómica que vive y afronta la región. Y si en algo coinciden los expertos, es que la región debe afrontar importantes retos económicos. “Hay una recuperación modesta, con revisiones sistemáticas como en la economía mundial. Las expectativas de crecimiento a medio plazo también se han revisado a la baja”, señaló Antonio Cortina (el primero por la derecha en la foto), director adjunto del Servicio de Estudios de Banco Santander. No obstante, Cortina destaca que “en los últimos años ha habido una mejora fundamental en la gestión económica”, que se traduce en un mayor control fiscal, políticas para controlar la inflación, saneamiento del sector financiero, “e incluso en países con inflación alta o déficit en la balanza comercial el contexto es cómodo, lo que explica que hayan mejorado el escenario macro”.

Cortina indicó que ha habido incertidumbre en algunos países pero ésta “va a quedar atrás”. Asimismo, aseguró que se necesitan políticas que busquen la mejoría de la educación, del clima empresarial y que reduzcan la desigualdad. El economista aplaudió las reformas emprendidas por México y por Chile. En el último caso, recordó que el país andino aprobó con una mayoría amplia en el Parlamento la reforma fiscal, que “puede generar incertidumbre a corto plazo pero que contribuirá al crecimiento a largo plazo”.

El experto de Banco Santander alentó las expectativas para Latinoamérica con la previsión de crecimiento del 3,5% para el próximo año de la economía global, con más peso de Estados Unidos, y una disminución en el precio del petróleo que espera que se consolide. “Los riesgos se inclinan a la baja”. Además, no espera un efecto significativo en uno de los motivos que más temor causa en el análisis de muchos sobre Latinoamérica, la normalización monetaria de la Reserva Federal. “El aumento de los tipos de interés va a ser gradual, y la política monetaria probablemente será expansiva en Japón y en Europa”.

El panel también contó con las ponencias de Jorge Sicilia (segundo por la derecha en la foto), economista jefe de BBVA, (ver reportaje sobre la conferencia en el siguiente link), Héctor Romero (primero a la izquierda en la foto), director general de Signum Research, y Fabiana D’Atri (segunda a la izquierda en la foto), economista senior de Bradesco. Romero analizó la coyuntura de la economía mexicana y pronosticó un crecimiento del 3,8% para el conjunto del año después de haber empezado con un 2,7%. El director general de Signum Research lamentó el descenso de la inversión fija bruta. No obstante, considera que “según las reformas vayan siendo testadas, las empresas empezarán a invertir en maquinarias y equipos”. Por otra parte, destacó el atractivo que ofrecen las empresas mexicanas para los inversionistas: “El ROE (rentabilidad intrínseca) promedio (de las empresas del IPC, principal índice bursátil en México) ha mostrado una tendencia a la baja pero el nivel actual, en torno al 15%, sigue siendo muy atractivo, más que en países como Estados Unidos”.

Por su parte, Fabiana D’Atri repasó los retos que tiene Brasil tras la celebración de elecciones y la posibilidad de que haya un recorte en su rating. Más allá de las opiniones más dramáticas de muchos agentes del mercado, aseveró que “podemos tener un positivo panorama para afrontar los retos y dificultades” que surgen en el escenario post-elecciones, con el gran desafío de enfrentarse a “la normalización monetaria en Estados Unidos y la desaceleración económica en Chile. No obstante, avisó de que “Brasil necesita ajustes” y que durante el primer semestre del próximo año, el Ejecutivo que lidera Dilma Rousseff debe llevar a cabo ajustes que muestren sus resultados en la segunda mitad del año y contribuyan a recuperar la confianza en el país.  

Profesionales

Lo más leído