Santander decide cerrar su división de asesoramiento en el Reino Unido


Finalmente, tras varios meses de revisión del negocio, Santander ha decidido cerrar su unidad de asesoramiento a clientes en el Reino Unido. De esta manera, queda en el aire el futuro de los 800 empleados que tenía esta división.

Según confirmó el propio banco, se ha decidido reorganizar su división de bancaseguros y lanzar un nuevo equipo centrado en Planificación Financiera que se dedicará a dar servicio a los clientes ya existentes del banco y que estará formado por unos 150 profesionales. Para cubrir estos puestos, el banco considerará a aquellos empleados afectados por el cierre de la división de bancaseguros.

El banco ha abierto un periodo de revisión individual para cada empleado que durará hasta el 6 de mayo. Si no se encuentra acomodo para ellos dentro del grupo, saldrán con fecha del 7 de mayo. Además del nuevo equipo de Planificación Financiera, otras divisiones en las que podrían tener cabida estos empleados son en sus negocios de banca personal “Select” o en banca de negocios. Además, se ha congelado la contratación externa dentro de su banca retail con el objetivo de poder encontrar nuevas oportunidades a los empleados de bancaseguros.

Esta decisión viene tras la paralización ya en diciembre de su actividad de asesoramiento activo a clientes cuando decidió que sus asesores pasaran nuevos cursos de formación, y la siguiente medida tomada en febrero, cuando se paralizó la captación de nuevo negocio de asesoramiento, tras una investigación de la FSA (supervisor británico) a raíz de deficiencias de asesoramiento detectadas en un estudio. Desde el banco aseguran, no obstante, que seguirán estudiando la manera de poder volver a este negocio dentro del nuevo marco regulatorio británico “en una manera que beneficie y proteja a los clientes, a nuestros colegas y al propio Santander”.

El nuevo marco al que se refiere el banco es la Retail Distribution Review (RDR), la norma que ha entrado en vigor a comienzos de año y que, entre otros aspectos, exige un mayor nivel formativo para los asesores.

Santander Reino Unido sigue los pasos que antes dieron otros bancos como Barclays o Lloyds, quienes dejaron de dar asesoramiento en sus oficinas para centrarse sólo en clientes de altos patrimonios.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído