Santander aumenta un 24% su volumen de gestión de activos en el año de la venta de su gestora


El año 2013 es un punto de inflexión para el Banco Santander. En este periodo, la entidad bancaria ha vuelto a recuperar el crecimiento de la gestión de activos, en especial, de los fondos de inversión. Hasta un 29% de subida patrimonial han experimentado este tipo de productos sobre el nivel de 2012. Esta pronunciada subida de patrimonio de los activos mencionados anteriormente se ha producido además, en el año de la llegada de Warburg Pincus y General Atlantic, las dos firmas de capital riesgo estadounidenses con las que el grupo llegó a un acuerdo por la venta del 50% de su gestora de activos. 

Una operación que, tal y como confirma la entidad, ha dado una plusvalía a la entidad equivalente a 669 millones que, junto a los 270 millones de las obtenidas por la alianza con Aegon Seguros, “se han provisionado íntegramente a cubrir costes de las integraciones en España y Polonia, así como a reforzar balance y amortizar fondos de comercio”, según ha indicado Javier Marín, consejero delegado de la entidad.

El incremento de los fondos de inversión y el descenso de los depósitos

Según ha explicado en la presentación de resultados del cuarto trimestre Javier Marín, Consejero Delegado de la entidad, a causa del gran incremento experimentado por los fondos y la política de no renovación de depósitos mayoristas caros, el volumen total de los depósitos del grupo se habría visto reducido en un 3%. A finales del 2013, se quedó concretamente en los 181.117 millones. De esta manera el ratio de créditos sobre depósitos del banco en España estaría en el 87%.

Mientras que el ratio de la suma de fondos de inversión y pensiones sobre depósitos es del 22%, un 5% más que en 2012. En cifras, según el informe financiero del banco, el patrimonio de los fondos de inversión y sicav habría crecido hasta los 29.712 millones (+ 28,7%), el de los fondos de pensiones hasta los 10.030 millones (+8%) y el de patrimonios administrados o carteras gestionadas, hasta los 5.210 millones (+33,2%). De esta manera, la partida de “otros recursos de clientes gestionados” habría ascendido un 24% sobre el año anterior, al alcanzar a final de 2013 los 44.793 millones.

La diversificación de sus beneficios

El Banco Santander a nivel global cierra el ejercicio con un beneficio de 4.370 millones de euros, un 90% más del obtenido en 2012. Unos resultados en los que, sin duda, tiene mucho que ver la diversificación geográfica del grupo, que como ha destacado su Presidente Emilio Botín en el discurso inicial de la presentación de los resultados anuales, les da “una posición mucho más fuerte ahora que al inicio de la crisis y es un factor clave a la hora de explicar el éxito con el que el banco ha atravesado la crisis”.

Tal es así, que a finales del año pasado, un 47% de sus beneficios lo aportan los mercados maduros (entre los que destaca el 17% de Reino Unido, el 10% de EE. UU, y en menor medida, el 7% de España) y un 53% los emergentes, en los que Brasil contribuye en un 23%. Otro punto fuerte de la entidad es el foco que tiene en la banca comercial, negocio del que viene el 74% de su beneficio, a diferencia de la banca mayorista que contribuye en un 22% y el 4% restante, que proviene de su pata de gestión de activos y seguros. 

Dentro de este último, incluye todas las unidades del grupo entre las que se incluye su gestora de fondos, pensiones y sicav. El beneficio para el grupo proveniente de este área alcanzó los 313 millones, un 22,3% por debajo de los del año anterior. En cuestión de ingresos, la gestión de activos obtuvo 1.198 millones y la de seguros, 2.641 millones.

Perspectivas para 2014

Botín se muestra positivo ante este año y los próximos. "Estamos ahora totalmente preparados para iniciar una nueva etapa de crecimiento de beneficios", señala, a lo que añade, "esperamos que en los próximos tres años nuestra rentabilidad se recupere a niveles previos a la crisis".

Estas expectativas vienen apoyadas en que "las perspectivas de la economía mundial han mejorado claramente en los últimos meses", contextualiza. "Todos nuestros diez mercados principales tendrán crecimiento positivo de sus economías por primera vez en cinco años".

También tuvo palabras para la situación de la eurozona, de la que destaca el impacto en el coste de financiación de los bancos derivado de los pasos dados en la unión bancaria. Esta, según el Presidente de la firma, "permitirá que se rompa el vínculo entre la banca y el riesgo soberano, y que la valoración de las entidades financieras dependa más de su fortaleza y de la calidad de su gestión que de su país de origen".

También valoró el profundo cambio del sector financiero español y la gran cantidad de dinero público que han necesitado la reestructuración de las cajas de ahorro. Aqui, sacó pecho por la banca ya que, como recuerda, "los bancos no han recibido ayudas del Estado". 

 

 

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas