Javier de Mazarredo gestionará el nuevo fondo de inversión libre de Santander AM


Santander AM vuelve a apostar por los fondos de inversión libre españoles. De la mano de Javier de Mazarredo, según ha podido confirmar Funds People con fuentes de mercado, la entidad lanza un nuevo fondo de inversión libre, una categoría de fondos abandonada por la mayoría de las grandes gestoras españolas desde la crisis. 

Mazarredo es un histórico del grupo Santander. Se incorporó a BSN Gestión en 1992 como gestor de Fondos de Renta Variable y Mixtos y, desde entonces, ha asumido diferentes responsabilidades dentro del grupo: director de Renta Variable y Sicavs en Santander Gestión de Activos SGIIC, director de Análisis y Estrategia de Santander Bolsa SVB, director Comercial y de Producto Global en Santander AM y, finalmente, director de Santander Banca Privada y director de Private Wealth en España. Desde hace unos meses se ha reincorporado a la gestora, según ha podido saber Funds People, desde la que ha diseñado el nuevo producto.

El gestor se hará cargo del Santander Patrimonio Diversificado, un fondo de inversión libre global registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Bajo circunstancias normales de mercado, al menos el 85% de los activos del fondo podrán ser liquidables como máximo en 45 días naturales y el resto tendrá liquidez superior a un mes y máximo 12 años.

El fondo global se moverá en una banda del 20% al 60% en renta fija y también en renta variable. Entre los activos de deuda, a los que podrá acceder directa o indirectamente a través de instituciones de inversión colectiva (IIC), hay bonos, instrumentos del mercado monetario, depósitos, titulizaciones, bonos contingentes, y deuda subordinada.

Por otro lado, invertirá entre un 10% y un 50% en activos diversificadores que ayuden a mejorar el binomio rentabilidad/riesgo, especifica el folleto informativo del fondo. Dicha inversión se realizará principalmente a través de entidades de capital riesgo (sin predeterminación en cuanto a la estrategia), así como a través de IIC e instituciones de inversión colectiva de tipo cerrado con exposición a vehículos inmobiliarios, infraestructuras y préstamos. Adicionalmente, el gestor podrá invertir de forma directa en derivados sobre materias primas y volatilidad.

El nuevo fondo tiene también un sesgo sostenible, por lo que tratará de buscar, siempre que sea posible, inversiones que cumplan con los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Buen Gobierno) definidos por la metodología interna de Santander AM.

La gestión toma como referencia la rentabilidad de los índices: MSCI All Country World Index Net Total Return Euro (40%), ICE All Maturity Global Broad Market Index (25%), JP Morgan EMBI Global Diversified (5%) y Euribor 12 meses (30%).

La exposición a riesgo divisa será del 25% al 50% y a mercados emergentes entre el 5% y el 30% de la exposición total. Adicionalmente la exposición a un solo subyacente será un máximo del 5% del patrimonio. No obstante este límite máximo se podrá ampliar hasta un 10% hasta que el fondo alcance un patrimonio de 20 millones de euros. “En todo caso, se respetarán los principios de liquidez, transparencia y diversificación del riesgo”, añaden.

Según la entidad, este fondo puede no ser adecuado para inversores que prevean retirar su dinero en un plazo inferior a cinco años.

Política de gestión de la liquidez

La gestora establece una política de inversión en activos líquidos y de gestión de la liquidez para atender reembolsos. En este sentido, se establece un régimen de preavisos de 15 días naturales aplicable a las solicitudes de reembolso y suscripción desde el mes de abril del año 2020.

En cuanto a los reembolsos, si en una fecha exceden el 10% del patrimonio del fondo, cada petición podrá verse prorrateada para que los activos reembolsados no superen el 10% sobre el total de activos, señala la entidad. “Si no existe renuncia expresa, la parte no abonada se reembolsará con prioridad en la siguiente fecha de valor liquidativo conforme al mismo”, subrayan y añaden que “para una petición de reembolso el prorrateo podrá aplicarse sólo una vez”.

Por otro lado, se hará uso de la posibilidad de un 10% de endeudamiento para atender a las dificultades transitorias de tesorería que se produzcan en el fondo. El fondo mantendrá en liquidez al menos un 5% (en activos del mercado monetario y cuenta corriente en euros). Adicionalmente, la exposición a un solo subyacente será un máximo del 5% del patrimonio.

Clases

El fondo llega con cinco clases disponibles: tres de acumulación, una de reparto y otra para el servicio de gestión discrecional de carteras y otras IIC, fondos de pensiones o EPSV gestionadas por el grupo Santander. Esta última tiene una comisión del 0,15% y un comisión sobre los resultados de las IIC en las que se invierta del 5%.

El resto de clases, cuyo mínimo asciende al límite legal para un FIL de 100.000 euros en el caso de la clase A, B y R, tienen una comisión de gestión del 0,9% y de resultados del 9% en el primer y segundo caso y del 0,6% y 6% en la clase B. Esta última admitirá inicialmente suscripciones de 100.000 euros como incentivo para alcanzar un número de partícipes y patrimonio mínimo para su gestión. Cuando el fondo alcance los primeros 50 partícipes se fijará un nuevo mínimo de suscripción en 300.000 euros.

La clase C es para una inversión mínima de un millón de euros y sus comisiones son del 0,4% y 4%, respectivamente.

Vuelta a los FIL

Desde que estalló la crisis, Santander no había lanzado ningún fondo de inversión libre, época en la que se dejó de comercializar los fondos gestionados por su filial suiza Optimal Investment Services, afectados por sus activos ligados a Madoff y liquidados posteriormente. Actualmente, la gestora tiene otro FIL enfocado en activos inmobiliarios en fase de liquidación, el Fondo GRE.

Hoy en día, en España hay 2.326 millones de patrimonio en fondos de inversión libre, según los últimos datos disponibles de Inverco a enero de 2020.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído