Santander AM lanza la segunda tanda de sus mixtos Evolución 20 y 40


La vehiculización de la aproximación progresiva a renta variable parece calar entre los clientes de Santander. Meses después de haber lanzado la gama Evolución, compuesta por tres vehículos, la entidad registra la segunda tanda de dos de ellos, el Evolución 20 y 40, el perfil conservador y el medio.

En esta ocasión, no registran una segunda parte del Evolución 60. Ana Rivero, responsable de Producto y Market Intelligence de Santander AM España, reconoce que “el tercer perfil no ha tenido por el momento el mismo interés comercial por parte de los inversores, probablemente por el carácter menos conservador de un inversor que tiene como objetivo el 60% de su fondo esté en renta variable”. En un futuro, admite, no se descarta el lanzamiento de la segunda versión.

La filosofía detrás de esta gama de mixtos, indica Rivero, es que el partícipe construya progresivamente, y de forma conservadora en ese sentido, una determinada posición en renta variable que esté acorde con su perfil de riesgo objetivo.

“Así, una vez que la primera versión ya tiene una vida de seis meses, y se ha construido buena parte de la cartera de bolsa, se lanza la segunda versión que vuelve a dar oportunidad de entrar a niveles mínimos de exposición y beneficiarse de nuevo de esta filosofía de inversión progresiva”, señala.

¿Cómo funciona?

El Santander Evolución 20 y 40 invierte en una primera fase progresivamente hasta llegar a tener una exposición del 20% y el 40% en renta variable. Para ello aumentarán bimestralmente un 2% y un 4%, respectivamente, su exposición a bolsa, pudiendo variar la gestora este porcentaje. Este incremento se producirá hasta en 10 ocasiones. La parte restante de la cartera se invertirá en renta fija con duración inferior a cuatro años, que tenga calidad similar al rating de España y como máximo un 5% de baja calidad.

En la segunda fase del producto, mantendrá entre un 70% y un 90% en renta fija y el resto en renta variable en el caso del Santander Evolución 20, y de un 50% a un 70% en renta fija en el caso del Santander Evolución 40. En este periodo, la calidad crediticia de las emisiones de deuda será como mínimo BBB- y una máximo del 10% en el Santander Evolución 20 o del 25% en el Santander Evolución 40, por debajo.

El mínimo de inversión exigido en estos productos es de apenas una participación, a no ser que la inversión se produzca después de julio de este año, donde la inversión mínima asciende a los 250.000 euros. Por otro lado, la comisión de gestión del Santander Evolución 20 hasta finales de octubre de este año se mantendrá en el 0,5%, desde entonces hasta finales de agosto de 2018 en el 0,8%, y a partir de entonces en el 1%. En el caso del Evolución 40, estos porcentajes se sitúan en el 0,7%, 0,9% y el 1,1%, respectivamente. En todo momento, la comisión de depositario de ambos fondos es del 0,1%.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído