Santander AM estrena en CNMV un garantizado ligado a la inflación


La apuesta por los fondos garantizados sigue de plena actualidad y, de hecho, su representación sobre el total de fondos españoles ya ha superado al de los productos de renta fija. La última entidad en estrenar un nuevo fondo de capital asegurado, aunque de rendimiento variable ligado a la evolución de la inflación, ha sido la gestora de Banco Santander, Santander AM, que acaba de registrar en CNMV el fondo Santander Inflación España, ofreciendo una TAE máxima del 3%.

El producto ofrece hasta el vencimiento de la garantía el 14 de mayo de 2015 el 100% de la inversión a día 16 de mayo más la posibilidad de recibir 4 pagos anuales de 180 euros brutos por cada 6.000 euros o importe proporcional invertido hasta esa fecha mediante reembolsos obligatorios de participaciones los días 16.05.2012, 16.05.2013, 16.05.2014 y 11.05.2015, siempre que la variación del valor del índice general de precios de consumo español no armonizado (SPIPC) del mes de febrero de ese año, con respecto al mes de febrero del año anterior, sea cero o positiva, lo que supone una TAE máxima a vencimiento del 3%. Si la variación del índice fuera negativa, no se percibirá el pago correspondiente a ese año y la TAE sería del 0%.

Según el folleto del fondo, hasta el 16 de mayo inclusive y tras el vencimiento de la garantía, un 75% del patrimonio se invertirá en repos a día sobre deuda pública y liquidez y hasta el 25% restante se invertirá en repos sobre deuda pública y renta fija privada. Las emisiones tendrán elevada calificación crediticia (rating mínimo A-). El vencimiento medio de la cartera de renta fija será, en ambos periodos, inferior a 3 meses y los emisores serán de países UE. Asimismo, hasta esa fecha, se comprará a plazo una cartera de renta fija y se pactará la compra de una OTC ligada al índice subyacente, que representa un 9,57% aproximadamente, del patrimonio inicial.

En el periodo garantizado, se invertirá en deuda pública emitida o avalada por estados UE, sin descartar que se pueda invertir hasta un máximo del 35% en renta fija privada, incluyendo depósitos a la vista o con vencimiento inferior a un año en entidades de crédito de la UE o Estados OCDE sujetos a supervisión prudencial, si las condiciones de mercado lo requieren, para lograr la rentabilidad necesaria. Las emisiones serán de elevada calificación crediticia (rating mínimo A-), de emisores UE y cotizadas en mercados OCDE. La cartera de renta fija tendrá una duración similar a la del vencimiento de la garantía y podrá apostar por cédulas hipotecarias, pero no invertir en titulizaciones.

La inversión mínima es de una participación. La comisión de gestión es del 0,3% del patrimonio hasta el 16 de mayo de 2011 y del 1,3% desde el 17 de mayo; la de depósito es del 0,1% y la de suscripción del 5% para las órdenes dadas desde el 16 de mayo o desde la fecha en que el patrimonio alcance 100 millones de euros, y hasta el 12 de mayo de 2015.

 

 

 

 

Empresas

Lo más leído