santalucía da su primer salto a la gestión de activos con el lanzamiento de un plan de pensiones


Tres son los motivos que apoyan el salto de santalucia -hasta ahora centrada principalmente en su negocio asegurador- a la gestión de activos, en concreto, a la industria de pensiones: la necesidad creciente que tiene la sociedad de complementar su pensión pública, que es el momento de diversificar su negocio y el grado de madurez que han alcanzado el grupo y su red de distribución (especializada en asesoramiento financiero y fiscal).

Este plan de pensiones es para la entidad “un hito importante, no una estrategia más”, comentaba José Manuel Jiménez Mena, subdirector general de Inversiones de la firma, que subrayaba que el grupo va a entrar de manera decidida en la industria de gestión de activos.

Objetivos

De esta manera, el grupo espera que en un plazo de cinco a seis años, del 20% que supone ahora el negocio de vida, con su inmersión en productos de previsión, este volumen pase a suponer el 50%. Esto supondría, en cifras, que la entidad incrementase su patrimonio de los casi 300 millones de euros actuales en primas, hasta los más de 600 millones entre estas y aportaciones a los planes de pensiones. Sólo en previsión, estiman alcanzar de aquí a final de año unos cinco millones, el año que viene otros 15 millones, y en cuatro o cinco años, cerca de 60 millones.

Desde el punto de vista de los responsables de la aseguradora, consideran que hay un amplio campo para hacer las cosas de manera diferente. En cuanto a su apuesta, indican, siempre irá encaminada a una gestión flexible, la creación de valor a largo plazo y la orientación al cliente. En este sentido, además del primer plan lanzado recientemente, tienen planeado en los próximos meses incorporar otros dos planes de pensiones (el Panda Prudente -renta fija mixta- y el Pardo Decidido -renta variable-) y, en un futuro, adentrarse en el universo de fondos de inversión. Es decir, apuntan, “una gestión global de activos” en donde creen que tienen “su propio hueco”.

Su primer paso a la gestión de activos viene de la mano del santalucía Polar Equilibrado, un plan de pensiones mixto de renta variable, que podrá invertir desde un 0% hasta un 50% en el activo y mantener una duración de 0 a 8 años. Su exposición a bolsa estará diversificada internacionalmente, ya que podrá tener un máximo del 25% en renta variable de EE.UU. y un 10% en emergentes, así como su exposición a otras divisas, cabe la posibilidad de tener hasta un 15%.

Acuerdo con Inverseguros

Dado que la experiencia de la entidad en el campo de inversiones va más ligado al universo de renta fija, en este plan han optado llegar a un acuerdo indefinido con Inverseguros para la gestión de este producto -sobre todo para el apartado de renta variable-, y dentro de esta entidad, delegan la responsabilidad de la gestión del fondo en María Mazo. Ella junto con Jiménez y Carlos Babiano Espinosa, responsable de Front-Office del Área de Inversiones de santalucía, serán los responsable del día a día del fondo y formarán un comité semanal donde discutirán acerca de las estrategias de inversión implementadas en el mismo.

Al mismo tiempo, para la futura ampliación del negocio de gestión de activos, desde la entidad reconocen que están en proceso de búsqueda de profesionales para reforzar sus capacidades en este ámbito. 

Estrategia de comercialización y bajas comisiones

Respecto a la comercialización de este producto, destacan que su estrategia no va dirigida a hacer una venta cruzada, sino a un mercado abierto de productos; y que no van a poner su foco en hacer una campaña de fin de año de bonificaciones para atraer clientes de otras entidades y asegurarse su permanencia, sino en la creación de valor. “Una venta lo más transparente y concienciada posible de cara al cliente”, señalan.

Por ello, destacan cómo las comisiones del fondo (1,25% de gestión y 0,09% de depositaria) están un 24% por debajo del máximo establecido por el regulador.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente