Salman Khan, el gestor de hedge funds que dejó la gestión para enseñar


De la mano de Fernando Alfaro, patrono de la Fundación Bankinter, ha llegado a España una nueva manera de enseñar que, según sus palabras, va a revolucionar el proceso de aprendizaje. Se trata de la Khan Academy, fundada en 2006 por el gestor de hedge funds Salman Khan.

Khan, con tres títulos del MIT y un MBA de Harvard, trabajaba en el mundo de los hedge funds cuando un familiar le pidió ayuda para enseñar matemáticas a una niña de su familia. En ese momento, Khan comenzó a elaborar una serie de vídeos explicativos que, poco a poco, fueron dándose a conocer. Bill Gates oyó hablar de la iniciativa y, tras probarlo con sus hijos, decidió invertir en el proyecto. En este tiempo, Google y Carlos Slim también se han implicado en lo que hoy en día se ha convertido en la Khan Academy.

Se trata de una academia formativa que ahora cuenta con material en distintos aspectos más allá de las matemáticas y que es gratuita. Profesores y alumnos pueden utilizar la plataforma completamente online para aprender de una manera distinta o reforzar su formación académica tradicional. En 2012, Khan fue incluido en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo que elabora la revista Time.

En España actualmente lo están aplicando en el colegio de los jesuitas de San Sebastián y, según Alfaro, “está siendo una revolución educativa”.

Alfaro fue promotor del think tank de Bankinter sobre innovación, en el que buscaron españoles que trabajaban en multinacionales en el extranjero y que pudieran compartir sus conocimientos e iniciativas. Hoy en día, este grupo se ha reunido en más de 20 ocasiones y está entre los think tank más importantes del mundo en el área de ciencia y tecnología. Posteriormente, crearon el programa Academia, que actualmente se imparte ya en seis universidades españolas, entre ellas la de Santiago de Compostela y Comillas. Se trata de un curso en el que ofrecen a los mejores alumnos de la Universidad un curso de un año de duración sobre innovación más una beca para trabajar unos meses en otros países. Los profesores que imparten las clases lo hacen de manera gratuita, con el objetivo de compartir sus conocimientos.

“Nos dimos cuenta de que en la Universidad ya llegas tarde si quieres tener un impacto real en la educación. Es un aspecto en el que no se innova nada desde hace siglos y fue así cómo dimos con la Khan Academy”, explica Alfaro.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído