S&P carga contra los gestores activos


Los gestores activos han sufrido últimamente duras críticas por parte de los expertos; el golpe más reciente ha venido del proveedor de índices S&P, que ha publicado un informe asegurando que la rentabilidad de los índices gana, la mayoría de las veces, al conocimiento de los stock pickers. Los analistas, sin embargo, afirman que el estudio podría estar sacado de contexto y ofrecer un análisis simplificado de la situación.

 

En el estudio, S&P compara la rentabilidad de fondos de inversión estadounidenses gestionados de forma activa con sus propios índices en las categorías de renta variable estadounidense, internacional y productos de renta fija. En el análisis, que se publica dos veces al año, el proveedor compara la rentabilidad en periodos de uno, tres y cinco años, hasta finales de junio de 2011.

 

De sus conclusiones se extrae que, mientras en algunos casos los gestores activos logran mejores números a un año, a largo plazo, “la mayoría de ellos han tenido dificultades para batir a sus benchmarks”, según Aye Soe, director de análisis global y diseño de los índices de la firma y co-autor de los informes trimestrales “S&P Indices versus Active Funds Socrecard” (Spiva).

 

De él se concluye que en los últimos tres años, caracterizados por unos mercados muy complicados, S&P 500 logró mayores retornos que el 63,96% de los fondos gestionados activamente que invierten en grandes firmas, mientras el 75,07% de los de medianas empresas a duras penas siguieron la rentabilidad del S&P MId-Cap 400. De igual forma, concluye que el 63,08% de los gestores de pequeñas empresas ofrecieron menores retornos que el índice S&P SmallCap 600.

 

En el frente internacional de renta variable, S&P asegura que el 57,04% de los fondos globales ganaron menos que el S&P Global 1200 Index a tres años, mientras el 64,62% de los fondos internacionales lo hicieron peor que el S&P 700 y el 80,77% de los fondos de renta variable internacional batieron al S&P/IFCI Composite Index.

 

En renta fija, la proporción de fondos activos que baten a sus respectivos índices de referencia fue igualmente pequeña en todas las categorías excepto en deuda de mercados emergentes: mientras a tres años el 57,14% lo hizo peor que el índice Barclays Emerging Markets, a cinco años el 66,6% batieron dicho batieron a dicho índice.

 

Un área donde S&P concluye que los gestores activos sí que aportan valor de forma consistente es en los productos de pequeñas empresas internacionales. En los últimos cinco años, el 76,1% de los fondos gestionados de forma activa garon más que el índice S&P World Ex-US SmallCap, según el informe.

 

Otros expertos que han criticado a los stock pickers han sido el responsable de inversiones de la Universidad de Yale, David Swensen, que les acusó de cargar excesivas comisiones y apeló a la promoción de productos indexados por parte de los reguladores como una alternativa.

 

Sin embargo, hay otros que critican el informe de S&P es incompleto: por ejemplo, mientras indica la proporción de fondos gestionados de forma activa con menores retornos que los índices, no comenta cuánta es la distancia, o si se trata de puntos porcentuales o sólo puntos básicos. Además, tampoco tiene en cuenta la rentabilidad de los fondos de gestión pasiva o ETF en relación con los índices, ya que dichos productos pueden tener importantes tracking error, y con respecto a la categoría, compara los fondos de cada categoría con sus propios índices, cuando algunos de esos fondos tienen diferentes índices de referencia. Y también hay críticas con respecto a los grupos de los fondos, algunos de los cuales no son fácilmente categorizables.

 

Consulta el informe completo.

Lo más leído