Tags: Latam |

S&P Capital IQ eleva a sobreponderación su postura sobre industriales


S&P Capital IQ elevó su postura recomendada para industriales de neutral a sobreponderación, citando factores macroeconómicos así como un fuerte crecimiento potencial de ingresos. Además de tener acciones individuales en el sector, S&P Capital IQ afirma que algunos inversionistas pueden interesarse por los ETFs con concentración en estas acciones.

En este sentido, Alec Young, estratega de acciones globales de S&P Capital IQ, considera que el sector está listo para sobresalir en cuanto los inversionistas dan por descontada una recuperación económica gradual en Estados Unidos, así como un crecimiento sólido y continuo en Asia, pensando en que las aflicciones europeas se mantendrán relativamente contenidas. Young señala que el 13% de crecimiento proyectado por el consenso de Capital IQ para 2012 es más alto que el de cualquier otro sector, y está por encima de la ganancia estimada de 8,1% del S&P 500. S&P recomienda una participación del 12% en el sector industrial, que compara con la reciente ponderación de 11% del S&P 500.

Por su parte, Jim Corridote, analista de acciones industriales para S&P Capital IQ, considera que la maquinaria de industria pesada, el alquiler de maquinaria, los camiones, la fabricación de motores de camiones y el negocio de paquetería van a verse todos beneficiados por el aumento de la demanada en 2012. Corridore cree que la rentabilidad en estas industrias será impulsada por una capacidad mejorada en la medida en que las compañías apalanquen un aumento de ingresos sobre sus costos fijos de infraestructura. El analista tiene una fuerte recomendación de compra (5 estrellas) sobre Cummins, FedEx y United Rentals.

Hay 28 ETFs diferentes que S&P Capital IQ clasifica como ETF industrial, algunos con una amplia diversificación a través de diferentes sub industrias y otros enfocados sola en una de ellas, tales como Aeroespacio, Defensa o Aerolíneas. Hay seis de ellos que reciben una calificación de sobreponderación por parte de S&P Capital IQ por su rendimiento relativo y por factores de riesgo y costo. La metodología emplea un análisis de holdings-level para la valoración y asesoría de riesgo, además de evaluar el ETF por otras características como la difusión de oferta-demanda, la tasa de gastos, la desviación estándar y el análisis técnico.

Esta visión más favorable de la industria por parte de S&P Capital IQ no ha causado ningún cambio directo en el ranking de ningún ETF, ya que las calificaciones de los ETFs se derivan independientemente y se actualizan todos los días.

Lo más leído