S-Jack ofrece sus estrategias de trading a gestores españoles


S-Jack es una empresa española que ha desarrollado varias estrategias para invertir en divisas. Tras ponerlas a prueba con dinero propio y de clientes particulares, la entidad busca captar el interés de gestores de fondos y carteras que estén dispuestos a destinar parte de su prepuesto de riesgo a estrategias muy agresivas.

 
“Si algún fondo o inversor institucional quiere dedicar un 0,5% de la parte más agresiva de su cartera en nuestras estrategias, sería más que bienvenido”, afirma Víctor Simón, socio director de la firma.
 
Actualmente, las estrategias de S-Jack operan con más de tres millones de euros provenientes de clientes particulares que la entidad capta a través de internet. Sólo operan en el mercado del euro/dólar. La entidad se dio a conocer porque sus robots de trading quedaron segundos en un concurso organizado por XTB con 1.400 competidores de toda Europa.
 
“La batalla entre los particulares está prácticamente ganada y eso sin tener equipo comercial. El reto ahora es conseguir clientes de mayor tamaño”, destaca Simón.
Además de sus cinco estrategias propias, S-Jack busca también estrategias de terceros que puedan correr sobre sus máquinas. La compañía cuenta con un centro de datos en Barcelona y otro en Andorra.
 
“La batalla es por conseguir mejores estrategias. Las máquinas son tan buenas o tan malas como su estrategia. Empezamos a tener conversaciones con gestores de fondos y personas de mesas de tesorería que querían operar con nuestros robots para parte de su cartera, pero no con nuestras estrategias, sino con las suyas. Si la estrategia es buena y objetiva, la máquina lo hace bien. Es una herramienta potente que ponemos al alcance del cliente”, dice Simón.
 
La firma, que opera desde hace dos años, fue fundada por  Victor Simón, José María Homs y María Castellà. Simón es economista y responsable comercial y los otros dos socios son programadores informáticos.
 
Sus estrategias funcionan con un grado de apalancamiento muy alto, de entre 50 y 100 veces. Sus estrategias, seguidoras de tendencias, se han puesto a prueba con una base de datos de las cotizaciones del euro/dólar al segundo de los últimos 30 años antes de empezar a operar con dinero real. “Intentamos buscar patrones lo más fiables posibles”, comenta Simón.
 
Y limitan las pérdidas para cada posición a un máximo de 15 puntos básicos. De media, sus sistemas aciertan el 52% de las veces. “No es lo mismo acertar muchas veces que ganar dinero. No nos gustan los sistemas que dependen de la eficacia. Si puedes no perder con una eficacia del 30% está bien. Nuestros robots tienden a ganar pero, sobre todo, tienden a no registrar pérdidas catastróficas”, explica el director de S-Jack.
 

Foto: VFS Digital Design.

Lo más leído