Rusia, Turquía y Polonia, los mercados favoritos de East Capital


Aunque los mercados emergentes no comparten los problemas de crecimiento y exceso de deuda que afectan a las economías desarrolladas, la presión ejercida por los inversores a lo largo de 2011 ha dejado a sus principales índices entre un 35% y un 50% por debajo de los máximos alcanzados antes del estallido de la crisis, unos descuentos que, en algunos mercados considerados fronteras, llegan hasta el 75%.

 

Así lo destaca East Capital, gestora independiente de fondos especializada en los mercados emergentes de Europa del Este y China que el pasado mes de diciembre aterrizaba en España con el registro de su sicav luxemburguesa East Capital, con dos fondos de inversión: el East Capital (Lux) Russian Fund y el Eastern European Fund. En este sentido, Rusia, Turquía y Polonia son, por este orden, los mercados favoritos de la firma sueca. "Las valoraciones están en niveles históricamente baratos", apunta.

 

Según Marcus Svedberg, economista jefe de East Capital, el atractivo de invertir en estos mercados es muy elevado. Subraya, por ejemplo, el potencial de Rusia, una economía que –en su opinión- crecerá este año a un ritmo de entre el 4% y el 5%. Del país Svedberg destaca “una inflación que tiende a moderarse, una política monetaria más flexible y una presión social en las calles que obligará a la clase política a emprender las reformas necesarias para reducir el nivel de corrupción”.

 

Sin embargo, a juicio de este experto, la clave de Rusia no es la importante vinculación que mantiene al mercado de materias primas –concretamente al petróleo- sino la fortaleza que muestra su consumo interno, con una tasa de crecimiento anual del orden del 9%. “Además, las cuentas públicas del país están saneadas y su endeudamiento apenas alcanza el 10% del PIB, lo que le deja a las autoridades mucho margen de maniobra” para potenciar el crecimiento, asegura Svedberg.

 

Por este motivo, Aivaras Abromavicius, socio de East Capital, reconoce que la gestora ha ido incrementando su exposición al país, decantándose principalmente por compañías ligadas al consumo con elevada rentabilidad por dividendo. No obstante, tampoco se olvida de petroleras y gasistas de pequeña y mediana capitalización, que podrían experimentar un favorable comportamiento en el mercado, o incluso de infraestructuras, que podrían verse favorecidas ante las importantes obras que deberá acometer el país de cara al Mundial de Fútbol de 2018 .

 

Turquía es otra de las apuestas de East Capital. “Una sólida recuperación económica, un fuerte crecimiento del consumo interno, unas finanzas públicas con buena salud, unos profesionales bien formados y cualificados, un sistema financiero que ha desarrollado su negocio de manera prudente y el hecho de poder entrar a formar parte de la UE elevan el interés por este mercado”, señalan desde la firma. “Pese al importante esfuerzo realizado por el Gobierno de Erdogan, el país todavía no goza de grado de inversión, algo que debería corregirse en el futuro”, afirman desde East Capital.

 

Rusia y Turquía no son, ni mucho menos, los únicos países donde esta gestora detecta oportunidades de inversión. Tan es así que sus responsables reconocen mantener inversiones repartidas entre 19 países. Uno de ellos es Polonia, un país cuya economía podría comportarse mejor este año. En este sentido, desde la gestora escandinava destacan el fuerte crecimiento que está experimentando la demanda interna y su baja exposición a la crisis de la Eurozona.
 

Lo más leído