"Rusia tiene un gran potencial de crecimiento a largo plazo", asegura el especialista en emergentes de Robeco.


El cierre de la bolsa rusa hace un par de semanas volvió a hacer sonar las alarmas acerca de la solvencia de un país con gran potencial de crecimiento, pero que siempre está rodeado de grandes dudas políticas. No obstante, quienes conocen el país, siguen apostando por él.

"Pensamos que el mercado ruso a largo plazo es atractivo, aunque a corto plazo todo el ruido político es importante", explica Alex Neve, especialista en mercados emergentes de Robeco. "El cierre de la bolsa no es tan malo, de hecho ayuda a estabilizar el mercado. El problema es que envía muchos mensajes negativos, sobre todo desde un punto de vista sentimental, pero desde un punto de vista fundamental lo único que nos preocupa es la inflación", dice Neve.

Y es que Rusia alcanzará el 14% de inflación este año aunque las previsiones para 2009 apuntan a que bajará al 11%, aún así muy por encima de otros países emergentes como Sudáfrica, Taiwan, Korea o India.

No obstante, Neve confía en que el gobierno ruso tiene margen de maniobra para luchar contra la subida de precios y que lo hará.

Pese a todas las dudas que existen sobre el sistema político ruso, desde Robeco ven con esperanza el aperturismo del mercado local y Neve asegura que el gobierno ruso está haciendo un esfuerzo por liberalizar su economía, "lo que traerá grandes beneficios para el país".

Precisamente Rusia es una de las apuestas fuertes del equipo de emergentes de Robeco. La gestora cuenta con dos fondos centrados en estos países, uno genérico, (Robeco Emerging Markets) y otro, el Robeco Emerging Stars, que invierte en los cinco principales países de la cartera del clásico.

Junto a Rusia, completan la lista de los preferidos por Robeco Taiwan, Corea, Brasil y los países del Golfo Pérsico. China salió de este top 5 en verano y fue sustituida por los países árabes del Golfo.

Estos dos fondos combinados cuentan con un patrimonio de 5,3 billones de euros. Ambos se han visto arrastrados por las pérdidas generalizadas del mercado, y pierden en lo que va de año cerca de un 30%. “Creemos que los países emergentes están siendo injustamente castigados en la crisis actual”, señala Neve. “Sus fundamentales son buenos”.

Entre las acciones rusas de la cartera, destaca la presencia de uno de los bancos semiestatales del país, las compañías petrolíferas Gazprom y Lukoil y la empresa de telecomunicaciones MGS.

Lo más leído