"Rusia está en el buen camino"


Para Odeniyaz Dzhaparov, el mercado ruso en el corto plazo es "muy favorable a causa del alza de los precios del petróleo y del gas ya que Rusia es uno de los mayores productores del mundo". Mirando el largo plazo, Dzhparov ve al país en un "cambio respecto a la especialización que ha tenido a lo largo de los últimos años con las materias primas" y pone mucho énfasis y confianza "en el nuevo plan de modernización del país que está llevando a cabo el presidente de la nación Medvedev." Dentro de este plan de cambio para el país, el gestor recalca cómo el presidente está intentando "reducir la burocracia, la corrupción y la eficiencia del gobierno" y concluye que "Rusia va por el buen camino".

El fondo DWS Russia consiguió en 2010 una rentabilidad del 41,9% invirtiendo en las 125 compañías más grandes y líquidas de la renta variable rusa. La estrategia del fondo es a largo plazo y busca el rendimiento en compañías con una sólida posición de mercado y de crecimiento. El DWS Russia está manejado activamente y el 90% de las compañías en las que invierte el gestor son "blue chips" mientras que el 10% restante son pequeñas y medianas empresas con un gran potencial de crecimiento.

El fondo no tiene un límite en su desviación sobre el índice, aunque el histórico se ha movido entre 6% y 9%. El fondo suele estar invertido entre un 95% y un 100% y su índice de referencia, desde el 1 de abril de 2007, es el MSCI Russia 10/40.

El gestor debido a la idiosincrasia económica del país tiene más del 38% invertido en energía, el 30% en el sector de materias primas y le siguen el sector financiero y "utilities" con un 13% y un 10% respectivamente.

En su viaje que le ha llevado por varios países de América Latina y España dice haber encontrado "una gran interés por el DWS Rusia y por el país" y cree que es "un gran producto para inversores que apuesten por el crecimiento global, especialmente el de China, y que busquen una alta rentabilidad aguantando un nivel de volatilidad alto".

DWS Osteuropa

Dzhaparov también gestiona otro fondo que, esta vez, cubre los países del este de Europa, en los que ve a corto plazo un "gran potencial, especialmente porque tienen una mano de obra cualificada, motivada y barata y las perspectiva de crecimiento son muchísimo mejores que los países del oeste de Europa" comenta el gestor. De los países en los que invierte el fondo, Turquía es en el que ve mayor potencial debido a su "transparencia, liquidez y su facilidad por atraer y motivar la inversión al país”. El gestor comenta que este fondo "es precisamente para el otro tipo de inversor, el que quiere invertir en la región pero con un nivel de rentabilidad más bajo y una volatilidad mucho más controlada".

En el último año el fondo ha tenido una rentabilidad del 24,4% con una exposición al mercado ruso (67%), turco (15%), polaco (6%) y húngaro (4%). El sector preferido del gestor, como en su fondo ruso, es el de energía donde tiene más del 33% de su cartera invertido seguido del financiero y de materias primas. El fondo de países emergente europeos tiene una concentración menor ya que invierte en unas 70 empresas, de las que el 65% son "blue chips" y las restantes pequeñas y medianas empresas con una perspectiva alta de crecimiento.

 

Empresas

Lo más leído