Tags: Fondos mixtos |

Rose Ouahba y David Older (Carmignac Patrimoine): "En esta coyuntura la estrategia barbell constituye la mejor solución para generar rentabilidades ajustadas al riesgo"


Sin limitaciones. Esta podría ser una buena descripción para el Carmignac Portfolio Patrimoine, un fondo que ostenta el Sello Funds People, calificación Blockbuster. Esa es la idea principal que Rose Ouahba y David Older, cogestores del producto, intentan transmitir a Funds People en una entrevista donde nos ofrecen una perspectiva actualizada sobre uno de los fondos más emblemáticos de la gama de productos disponibles en Carmignac.

La ya mencionada estrategia sin limitaciones del fondo es uno de los aspectos en los que inciden ambos profesionales. "El fondo está gestionado de forma discrecional y no referenciada. El Carmignac Portfolio Patrimoine cuenta con un enfoque de inversión basado en convicciones que nos permite estructurar una cartera sin limitaciones en términos de sectores, activos o zonas geográficas", comentan en este sentido, además de resumir la naturaleza del producto como un "fondo de asignación de activos".

En términos generales, el análisis realizado es top-down y "las respectivas ponderaciones y orientaciones de inversión relativas a los componentes de renta variable, renta fija y divisas" presentan este enfoque. A su vez, en la partida de renta variable, el análisis prioriza un enfoque "bottom-up basado en fundamentales, que constituye la piedra angular del proceso de inversión y la selección de acciones, el principal catalizador de rentabilidad". En la partida de renta fija se conjugan análisis tanto top-down como bottom-up, una opción que Rose Ouahba justifica haciendo alusión a la ventaja de "las aptitudes complementarias de todo el equipo de inversión, lo que permite combinar análisis macroeconómicos pertinentes con competencias específicas de selección de bonos en todos los segmentos del mercado de renta fija (deuda pública, mercados emergentes, deuda corporativa y estructurada)".

Estabilidad en la partida de renta fija

Precisamente en el componente de renta fija de la cartera, el enfoque de inversión prioriza la estabilidad. Los profesionales comentan que siguen basándose en "posiciones largas y cortas mediante derivados de tipos de interés para ajustar la duración modificada general de la cartera a los mercados de renta fija (esta se sigue situando en la amplia horquilla de duración modificada de entre -4 y +10) y su asignación entre los distintos segmentos, países y regiones, así como tramos de la curva de rendimientos, principalmente en función de las perspectivas top-down" de la gestora.

En este segmento optan por una estrategia barbell, caracterizada por "posiciones largas en deuda pública de los países periféricos europeos, una selección de bonos corporativos que prioriza determinados valores idiosincrásicos y una exposición limitada a la deuda emergente, que se ve compensada por activos líquidos e instrumentos del mercado monetario". En un entorno en el que los tipos de interés continúan en niveles bajos (y seguirán haciéndolo), los dos gestores son rotundos: "En nuestra opinión, esta estrategia barbell constituye la mejor solución para generar rentabilidades ajustadas al riesgo en esta coyuntura de tipos de interés reducidos".

Sin abandonar el segmento de la renta fija, en los últimos doce meses hemos asistido a movimientos de "realización de plusvalías en las estrategias direccionales tanto en EE.UU. como en Europa tras el considerable descenso de las tasas de rentabilidad, que han alcanzado mínimos históricos en varios países de la OCDE desde principios de año". Según Rose Ouahba y David Older, han reducido el riesgo en deuda pública estadounidense y, en este periodo, apostaron por "una estrategia de mayor inclinación de la curva de rendimientos".

En Europa, a este nivel, los gestores destacan la reducción de "la duración modificada en la deuda pública core y semi-core, aunque se incrementó en la deuda periférica, priorizando principalmente Grecia e Italia, en este último país de forma más táctica". En este contexto también destacan la opción de mantenerse al margen del universo emergente ante las continuas tensiones comerciales entre China y EE.UU y a causa de una desaceleración de algunas de las principales economías emergentes.

Por último, en el mercado de deuda corporativa, la estrategia consistió en "aprovechar los niveles menos elevados que presentaban las valoraciones a principios de año, tras las drásticas ventas masivas del cuarto trimestre de 2018". El objetivo, según declaraciones de los gestores, era reforzar las posiciones en títulos idiosincrásicos respecto de los cuales mantienen "unas perspectivas esencialmente positivas, al tiempo que se conserva una beta reducida en esta clase de activos".

Revalorización de la renta variable de alta calidad

En los últimos doce meses, las perspectivas barajadas sobre la renta variable han sido positivas, si bien la asignación sectorial y geográfica se mantuvo marcadamente selectiva. A resultas de un seguimiento exhaustivo "de las fuentes de vulnerabilidad del mercado, como la estabilización del crecimiento mundial, la elevada confianza de los inversores, la fragilidad técnica y las valoraciones", los cogestores explican que llevaron a cabo "un aumento de la exposición a la renta variable de elevada calidad, principalmente en los sectores de tecnología y consumo discrecional, evitando en paralelo la exposición a los sectores marcadamente vulnerables a este contexto". Esta flexibilidad, apuntan, fue determinante para apuntalar la rentabilidad del fondo durante el periodo.

Próximos doce meses

Tras analizar los últimos doce meses, en el año que tenemos por delante la gestora se centra en tres puntos muy específicos que sustentan la cartera. En primer lugar, hablan de "una cartera principal de renta variable centrada en valores de crecimiento cuidadosamente seleccionados, en vista de que ahora constituyen un segmento de mercado competitivo". El segundo componente consiste en una exposición que califican de más táctica a valores rezagados "en varios segmentos cíclicos, como la banca europea, las firmas industriales estadounidenses y las empresas de los mercados emergentes, a medida que el dólar deje de apreciarse gradualmente y surjan noticias más alentadoras en el plano de la guerra comercial".

Por último, el tercer componente está relacionado con la renta fija y con la estrategia de los gestores de "sacar partido del aumento de la inclinación de la curva de rendimientos estadounidense, del estrechamiento de los diferenciales de la deuda pública europea no core, de las posiciones cortas en deuda pública europea core por medio de derivados y de una selección de títulos de deuda corporativa que prioriza emisores concretos como Altice, Teva y Eurofins".

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído