Tags: Gestores | Renta Fija |

Richard Woolnough (M&G Optimal Income): “Mi postura respecto al crédito es más positiva que la del mercado”


Todo el mundo está preocupado ante la posibilidad de una recesión… que no llega. Y, según Richard Woolnough, gestor del M&G (Lux) Optimal Income, tampoco llegará. Al menos a corto-medio plazo. “Si observamos el comportamiento de los principales indicadores económicos, tal y como muestra el índice Conference Board Leading Economic de Estados Unidos, parece que es poco probable que se produzca una recesión en un futuro próximo. El mercado de renta fija, sin embargo, está descontando que la recesión es inevitable. No creo que sea el caso. De hecho, estoy bastante tranquilo respecto a la economía estadounidense. Si la economía estadounidense va bien, los impagos crediticios tienden a ser bajos... lo cual favorece al crédito”.

En este sentido, su opinión difiere de la de la Reserva Federal, así como de la de otros agentes del mercado, que sugieren que los tipos de interés deben bajar para hacer frente a una recesión. “A mi entender, la Fed va por detrás de la curva y será el tiempo el que decidirá quién tiene razón. Si la economía estadounidense va bien y el mercado laboral es sólido, es muy complicado que se produzca una recesión. En este sentido, mi postura respecto al crédito es más positiva que la del mercado”. 

El gestor también prefiere contar con exposición a crédito antes que a deuda pública. “Las rentabilidades del gilt a diez años rondan el 1%, parecido a comprar una acción valorada en 100 veces su precio/beneficio. Por tanto, no veo valor en la duración corta, pero los diferenciales de crédito parecen  atractivos. O lo que es lo mismo: no asumo riesgos de tipo de interés, pero asumo riesgos de crédito. También creo que Ia oferta de bonos corporativos se reducirá como resultado del largo periodo de fusiones y adquisiciones que estamos viendo concluir. En cambio, los treasuries de EE.UU. se dispararán. Donald Trump es bastante partidario de acumular grandes déficits presupuestarios para impulsar las  infraestructuras. Al menos a corto plazo, se estrechará la brecha entre la oferta de crédito -donde escasea la oferta-, y la deuda pública de EE.UU., donde hay más. Esta dinámica favorece de forma considerable a la deuda corporativa en detrimento de la deuda pública”, afirma el experto.

Por último, Woolnough es consciente de la especulación en la rebaja de una parte importante del crédito BBB a categoría de high yield. “Sin embargo, si observamos el ratio de revisiones al alza/ a la baja, algunos de estos créditos BBB van en dirección contraria. Si utilizamos una escala logarítmica, vemos que un crédito BBB+ está más cerca en términos de riesgo de un crédito AA- que de un crédito BBB. Los equipos directivos de las empresas saben muy bien que si sus calificaciones crediticias se rebajan, sus negocios quedan confiscados. Entienden el equilibrio riesgo/recompensa. Es por tanto mi trabajo, y el del equipo, buscar empresas que eligen qué calificación de crédito quieren tener, en lugar de permitir que se les imponga”, concluye el gestor de M&G Investments.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído