Tags: Renta Variable |

Ricardo Seixas (Fidentiis): “Nadie que hace análisis fundamental deja de mirar las valoraciones”


Fidentiis lleva más de 12 años al frente de una estrategia long/short del mercado de renta variable ibérica, pero no fue hasta hace tres años que crearon una estructura en Luxemburgo para incorporar una versión UCIT del fondo de inversión libre que lanzaron en España.

Esta estrategia se basa en una tesis de momentum fundamental. “Nadie que hace análisis fundamental deja de mirar las valoraciones”, señala Ricardo Seixas, gestor del Fidentiis Tordesillas SICAV Iberia Long-Short. “Cuando el momentum fundamental se deteriora, suele venir acompañada de una bajada de la revisión de beneficios y de la valoración”, destaca.

El análisis de las compañías es el mismo que realiza en el Fidentiis Tordesillas SICAV Iberia, su fondo long only, pero esta visión permite que “cuando la tesis deja de apoyar estar largo, nos podemos poner en corto”, apunta Seixas.

Lo más importante en el análisis que realizan para el fondo de posiciones largas y cortas son la liquidez de la compañía y la beta, quedándose muchas veces fuera empresas muy cíclicas y de materias de primas.

Contar con posiciones cortas, permite al gestor proteger la cartera al definir y limitar el nivel de volatilidad. Un enfoque ideal para clientes institucionales como fondos de pensiones y familiy offices, señala el gestor. Esta característica, junto a poder llegar a tener una exposición neta negativa y concentrar posiciones hasta un 20% fueron las motivaciones de la firma para montar un fondo de inversión libre 12 años atrás.

Sin embargo, mirando el histórico del fondo, se dieron cuenta de que solo en tres ocasiones tuvieron más de un 10% en una compañía o exposición neta negativa, lo que llevó a la firma a decantarse por lanzar un fondo UCIT en Luxemburgo. “Con esta estructura podíamos haber hecho lo mismo que en el FIL. Si después de haber pasado por el 2008 y 2012 no lo hicimos, no lo íbamos a hacer entonces”, reflexiona.

Contra intuitivo

Tomar posiciones cortas para un gestor, indica Seixas, es lo más difícil. “Es contra intuitivo, lo natural es que los precios suban. Para la naturaleza humana es más sencillo ver que los resultados sean positivos”, contextualiza. No obstante, “hay deterioros tan evidentes que la compañía puede llegar a quebrar”, apunta.

Seixas se define como “oportunísticos”. “Vemos la historia del deterioro, pero cuando se pasa de lo que puedes valorar (quiebra o no), ya nos salimos”, determina. 

Posicionamiento actual

Desde verano del 2018, Seixas ve el escenario negativo. “Esperábamos una revisión de beneficios importantes, las estimaciones eran inalcanzables”, añade. Una visión que han mantenido al inicio de año, donde entraron muy poco invertidos porque, aunque hubiera razones para subir la exposición, las estimaciones de beneficios seguían bajando, explica el gestor. De esta manera, han ido incrementado la exposición de forma paulatina (un 25% net long en el long/short y un 85% en el long only).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído