Tags: Negocio | Alternativos |

Ricardo Paz (EBN Capital): “La teoría de la liquidez está muy manida”


EBN Banco ha reenfocado su campo de actuación dentro del universo de clientes profesionales e institucionales. Históricamente, la entidad ha concentrado la totalidad de sus esfuerzos en el negocio corporativo, sin dirigirse a cliente minorista ni tampoco apoyarse en oficinas. La tesorería era y sigue siendo su actividad principal, aunque a corto y medio plazo las líneas que el banco español está impulsando con más fuerza son aquellas de márgenes mayores y negocios de comisiones, donde cobran fuerza las titulizaciones, la inversión colectiva y la sociedad de valores recién creada.

En estos nuevos pasos, su gestora de IIC, EBN Capital, es quien articulará sus mejores ideas y sus principales propuestas de inversión. Su posicionamiento pivota sobre dos grandes principios. “Queremos estar en nichos fuera del radar de los grandes jugadores, centrándonos en operaciones más pequeñas, y conseguir retornos ajustados por riesgo razonables, aprovechando las primas existentes en mercados ilíquidos”. Y es que, como recuerda Ricardo Paz, socio y responsable de gestión de sus fondos de autor, “la teoría de la liquidez está muy manida”.

De acuerdo a la visión de EBN, el mundo está dirigiéndose hacia crecimientos nominales estructuralmente bajos, en parte debido al proceso de digitalización de la sociedad. Además, recuerda, “el envejecimiento poblacional en el mundo ahorrador es muy grande”. La rotación generacional que está habiendo con los baby boomers americanos está provocando un traslado de grandes inversiones en renta variable a posiciones más conservadoras, a lo que se le añade “una posesa búsqueda de rentas [en general] que no ha hecho más que empezar”.

Nichos de rentas y nichos de crecimiento

Tres productos conforman el escaparate inicial de EBN Capital: dos fondos de inversión libre (FIL) enfocados en el sector inmobiliario neoyorquino e italiano -EBN Inmobiliario NY y EBN Italian REITS- y un fondo de capital riesgo focalizado en compañías tecnológicas nacidas en Silicon Valley en fase pre OPV -EBN Pre IPO US-. Si bien los dos primeros son calificados como “productos de rentas”, el tercero pertenece al “nicho de crecimiento”.

Estos primeros fondos han sido lanzados con un track record personal previo por parte de los socios, en nichos donde tienen un gran conocimiento de mercado y con una alta involucración de los propios socios en los productos, al invertir de inicio gran parte de su capital personal en ellos, lo que se traduce en una clara alineación de intereses con el resto de clientes. Según Paz, “somos una gestora de producto, no de asesoramiento”. Su objetivo pasa por completar una gama de entre cinco y siete productos con entre 100 y 200 millones de euros en activos bajo gestión por fondo, para asentar a la gestora entre los 1.000 y los 1.500 millones de patrimonio.

Para su gestión, los fondos cuentan con el apoyo de asesores externos: Emilio Viñas para el EBN Inmobiliario NY e Ignacio Vilela para el EBN Pre IPO US. En el EBN Italian REITS, sin embargo, es un profesional interno de la casa quien más aporta su experiencia, Félix Ruiz. En el caso del primero y del tercero, al tratarse de productos de rentas, tienen una estrategia de inversión con horizonte a cuatro años de una rentabilidad anual del 10% con devoluciones semestrales de principal, del 3% y en dólares el americano y del 2,5% en euros el italiano.

El EBN Inmobiliario NY invierte en deuda privada de proyectos inmobiliarios singulares en Nueva York, un mercado el neoyorquino más grande por sí solo que todo el real estate de España. “Nueva York tiene una sobredemanda estructural enorme. Los precios de su inmobiliario se reajustan muy rápidamente con un leve retoque de precios por parte de la oferta”, justifica Paz. De hecho, entre 2007 y 2009, con la peor crisis inmobiliaria de Estados Unidos en su historia, los precios del real estate en Nueva York solamente cayeron un 30%. Mientras, el EBN Italian REITS, de carácter puramente oportunista y el único de los productos actuales que no tendrá versiones sucesivas, invierte en socimi en fase de liquidación, con activos en Roma y Milán fundamentalmente de oficinas.

Por su parte, el EBN Pre IPO US persigue maximizar el binomio rentabilidad-riesgo en la parte privada de la vida de las compañías tecnológicas de la Bahía de San Francisco. Toma posiciones en compañías asentadas o “category killers”, así como en el subsegmento de SaaS o software as a service.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído